Según Economía, bajó el número de pobres

Hay 1,76 millón menos que en septiembre

Por
11deJuniode2003a las08:28

El Ministerio de Economía difundió una controvertida estimación que, basada en el crecimiento de la actividad, concluye que 1.759.000 personas que eran pobres en septiembre pasado -según la Encuesta Permanente de Hogares del Indec- salieron de esa situación, en tanto que 1.098.000 indigentes dejaron de serlo. Según el informe de la cartera económica, responde a un efecto combinado de la baja de precios y de la mejora de los ingresos.

El informe de la Dirección Nacional de Coordinación de Políticas Macroeconómicas señala que, a mayo pasado, los pobres de los centros urbanos son 17.081.000, mientras que en septiembre eran 18.840.000. Los indigentes, en tanto, son ahora 7.737.000 contra 8.835.000 personas que en septiembre estaban en tal condición.

La estimación, según dijo a LA NACION el responsable de la esa dependencia, José Luis Maia, se basó en los siguientes supuestos:

  • Crecimiento del empleo y de los ingresos: el producto bruto creció algo más de un 5% interanual; a esa tasa se le anexó el avance de la actividad en los últimos meses de 2002, y luego se estimó una tasa de elasticidad según la cual, por cada punto que crece el producto, avanza 0,6% el empleo. En cuanto a los ingresos, se consideró el aumento de la asignación no remunerativa para los empleados formales (en septiembre de 2002 era de $ 100 y ahora es de $ 200); también se tuvo en cuenta la restitución del 13% a jubilados y estatales, y los planes sociales (hay 200.000 más que en septiembre).
  • Los precios: según el Indec, en el área metropolitana la canasta básica de alimentos (que fija la línea de indigencia) bajó un 3% entre marzo y mayo, y el valor de la canasta básica total (línea de pobreza) descendió entre febrero y mayo un 2,76 por ciento. Los datos sobre la baja de los niveles de pobreza fueron enunciados por Roberto Lavagna días atrás, y generaron controversia. Artemio López, titular de la consultora Equis, había estimado que por la baja de precios 119.600 personas pasaron de la indigencia a la pobreza, y que 46.900 dejaron de ser pobres. "No sabemos qué pasó con el empleo informal ni cómo se distribuyó la suba salarial; no conocemos cuánto creció la tasa de actividad" (personas en el mercado laboral), advirtió López, poniendo en duda el estudio oficial. El economista del Ieral Gabriel Sánchez estimó que, por efecto precios, debería darse una caída del 10% en la canasta básica para permitir la salida de la pobreza de un millón de personas. Opinó que los datos de Economía suenan demasiado optimistas, aunque agregó que la posibilidad estadística existe, porque hay un millón de trabajadores en hogares pobres que son formales y que cobraron la suba salarial decretada. "El efecto depende de cuán lejos estaba el ingreso familiar de la línea de pobreza", sostuvo.

Temas en esta nota