Políticas para la infraestructura rural

El nuevo turno en el gobierno provincial que inaugurará el próximo 12 de julio José Manuel de la Sota contendrá algunas medidas y proyectos de fuerte interés para el campo.

Por
13deJuniode2003a las08:23

Por Carlos Petroli De nuestra Redacción

Esta semana las entidades del sector fueron convocadas a la reunión habitual mensual del Consejo Asesor Agropecuario, en la Secretaría de Agricultura, y ayer a la Casa de Gobierno, donde De la Sota entregó más de tres millones de pesos como compensación a 270 municipios por la eliminación de la guía ganadera.

La aplicación del nuevo sistema con un documento único para el movimiento de tropas significará para los productores, según el cálculo oficial, una rebaja del 71 por ciento promedio entre los costos que debían pagar hasta el 2 de mayo y de allí en adelante. La guía ganadera local, que tenía un costo promedio de 3,5 pesos pasó a sólo un peso por cabeza, con el consiguiente beneficio para el sector, destacó De la Sota.

En materia impositiva, queda por delante la concreción de un revalúo inmobiliario en el sector rural, y en este punto el Gobierno ratificó esta misma semana una propuesta que después de algunas discusiones encuentra bastante consenso entre las entidades del sector. “Estoy dispuesto a asumir un compromiso importante: que se haga una valuación realista de los campos y que la diferencia (de recaudación) que eventualmente surja de esa valuación la destinemos a un fondo caminero específico”, dijo De la Sota el lunes durante el brindis que compartió con los medios de comunicación por el Día del Periodista.

En buen romance, si hay una mejora en la recaudación originada en los tributos territoriales del campo, ésta no irá a una renta general del Estado provincial, sino a un fondo específico destinado a caminos. La visión oficial es que es estos recursos sean administrados en forma conjunta por las entidades rurales, los consorcios camineros y la Dirección de Vialidad.

De todas maneras, los tiempos que se barajan para el revalúo llevan alguna ventaja en favor del sector si se mira lo que ha venido ocurriendo en otras provincias, como Buenos Aires o Santa Fe, donde se han planteado ajustes en los valores fiscales que tendrán directo impacto en la presión fiscal sobre el sector. La proyección es que el trabajo de los jurys culmine el próximo año, con efecto impositivo en 2005.

Fondos externos

Mientras tanto, el Gobierno provincial ha dado los primeros pasos para acceder a créditos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que corresponden al Prosap (Programa de Servicios Agropecuarios), y ya se ha constituido la unidad ejecutora provincial.

La Provincia podría acceder a unos 50 millones de dólares que serán destinados al desarrollo de infraestructura agropecuaria, con la ventaja de que se trata de un crédito blando (menores tasas de interés) y a largo plazo. Las prioridades serán la consolidación y reparación de caminos rurales y mejoras en las áreas de riego del noroeste.

Temas en esta nota