Brasil no quiere regular el comercio

Brasil dejó claro ayer que no está dispuesto a aceptar ningún tipo de intervencionismo en el comercio del bloque para neutralizar la ventaja cambiaria que hoy beneficia a los industriales brasileños y atemoriza a los argentinos.

Por
18deJuniode2003a las08:06

Walter Giannoni
Enviado especial a Paraguay

Asunción. Brasil dejó claro ayer que no está dispuesto a aceptar ningún tipo de intervencionismo en el comercio del bloque para neutralizar la ventaja cambiaria que hoy beneficia a los industriales brasileños y atemoriza a los argentinos.

“Los movimientos del mercado no se pueden detener”. Con esta contundente frase, el ministro de Hacienda de Brasil, Antonio Palocci, descartó que su Gobierno vaya a intervenir para frenar la corriente de exportaciones desde su país a la Argentina, a raíz de la virtual equiparación de las cotizaciones entre el peso y el real.

Luego, ante una consulta de La Voz del Interior, el canciller Celso Amorín, dijo que en la cumbre de Asunción “no se habló” de las nuevas consecuencias de la paridad cambiaria. “Si las monedas están alineadas, las empresas deberán buscar por su lado la competitividad”, explicó.

“Lo importante es que haya una disposición de los gobiernos para resolver los problemas”, recalcó y descartó de plano la posibilidad de aplicar salvaguardia, tal como lo reclamó la Unión Industrial Argentina (UIA) al Gobierno nacional.

El enfriamiento de la economía brasileña, las proyecciones de crecimiento del PBI argentino y una paridad cambiaria similar inquietan a los industriales, que reclamaron la negociación en esta cumbre de algún mecanismo para frenar a los brasileños.

Moneda única

En esta cumbre, la Argentina propuso la creación de un Instituto Monetario que, con la participación de técnicos de los cuatro países, comenzaría a estudiar la posibilidad de avanzar hacia una moneda única. El Gobierno argentino ya tiene decidido quiénes integrarán esa comisión. Entre otras cosas, de las negociaciones previas a la cumbre presidencial que se concretará hoy, surge que:

Por ahora, no habrá salvaguardas al comercio, como pidió la Unión Industrial Argentina (UIA). Los gobiernos no intervendrán para modificar el flujo de los mercados. En otras palabras, no habrá barreras para el intercambio.

Argentina pedirá a Brasil que financie el comercio en la región a través del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES). Este banco tiene líneas de crédito disponibles por casi 13 mil millones de dólares.

Se trabaja en la redacción de un protocolo que ponga freno a los incentivos directos para la inversión que aplican algunos países, como el caso de Brasil.

Se acordó mantener la meta de inflación de largo plazo del cinco por ciento desde el año 2006.

Los ministros y presidentes de Bancos Centrales destacaron la necesidad de armonizar las variables macroeconómicas en el proceso de integración.

Venezuela y la India. Son los países con los que el Mercosur busca celebrar acuerdos de libre comercio como bloque. Hasta ahora, Chile y Bolivia tienen esa categoría.

Temas en esta nota