La dirigencia del campo destacó la postura “conciliadora” del Gobierno

El titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, en diálogo con Radio 10, enfatizó la buena predisposición de Economía para solucionar las demandas del sector. Calificó de “positivo” el encuentro que los ruralistas tuvieron con Lavagna

Por
23deJuniode2003a las08:39

Busi, en referencia a la reunión que las cuatro entidades agropecuarias mantuvieron ayer con el ministro de Economía, Roberto Lavagna, destacó que se encontraron con una “actitud distinta” y una “mejor predisposición – del funcionario- para resolver los problemas”.

Además, destacó que el campo “es el sector que más aportó a esta reactivación” que vive el país, pero aclaró que “hay fuertes discriminaciones con aportes del 21 por ciento” mientras los “cobros” son con el 10 por ciento.

Consultado, si hay que esperar que haya o no silbatina en el tradicional discurso presidencial, que en esta oportunidad pronunciará Néstor Kirchner en la Sociedad Rural en agosto, mes en el que se realiza la tradicional muestra anual agrícola ganadera, Buzzi dijo que en este momento se está muy lejos de esa posibilidad.

Al respecto, indicó que “las condiciones para las silbatinas se van alejando”, tras explicar que esto es casi imposible si el gobierno sigue con el campo la misma línea de los recientes anuncios políticos.

De inmediato, recordó que el sector ha sufrido “la mayor presión tributaria en décadas” y aclaró que esta situación “ no se recupera fácilmente” y de inmediato señaló que “da la impresión que se toman medidas par adoptar caminos positivos”.

Respecto a la entrevista que las entidades del campo mantuvieron el sábado con Lavagna, explicó que “hasta 60 días había otra actitud”, por parte del ministro, quien ahora adoptó una postura “positiva”.

Buzzi, señaló además que es la primera vez en los últimos tiempos que al término de la reunión “en lugar de convocar un paro, creamos un ámbito de concertación”, y agregó que Lavagna se mostró “conciliador”, predispuesto a buscar “soluciones para deudas bancarias” que asfixia a muchos productores agropecuarios, afectados no solo por la devaluación, sino también por las inundaciones (10 mil hectáreas afectadas) lo que en algunos casos impidió que puedan hacer frente a los pagos por las pérdidas de las producciones.

Buzzi, aclaró que hay que tener en cuenta que muchos de los que ha incumplido con los bancos es porque “se manejan con el mercado internado y no con precios internacionales”, como los que se dedican por ejemplo al cultivo de la Soja, cotizado en el mercado externo.

Por último, destacó la importancia de que Lavagna haya reconocido que esta “parcial reactivación” de la economía comenzó en el interior y a fin del año pasado comenzó a llegar a Buenos Aires.

Temas en esta nota