Sueldo: peones le contestan a CRA

La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) salió al cruce de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la única entidad del campo que se opuso al aumento del salario del peón rural.

Por
23deJuniode2003a las08:40

«No es novedoso que el secretario de CRA arremeta contra los trabajadores rurales, cuando se altera el establishment, o exista algún atisbo de reivindicación para nuestros trabajadores rurales, aunque más no sea, como en el presente, un reconocimiento salarial de lo que ya se venía abonando», dice un comunicado de la agrupación gremial que encabeza Gerónimo Benegas. «La entidad que preside Manuel Cabanellas -dice UATRE -, a través de su controvertido secretario Ricardo Grether, ha expresado su total desacuerdo con el aumento del salario de peón rural, resuelto después de arduas negociaciones en la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, de la cual forma parte, invocando argumentos inverosímiles y carentes de sustento alguno».

En relación con el aumento del salario básico para el peón de campo permanente en todo el país, que a partir de setiembre será de $ 550, la UATRE indicó que «es la incorporación al salario, en forma gradual, de lo que se venía abonando como no remunerativo y como ocurre con todos los trabajadores de las demás actividades, sincerando la situación, y atendiendo la realidad del sector». La entidad explicó que los trabajadores rurales (remuneración del peón general) venían percibiendo, hasta iniciar la negociación, $ 285 como remunerativo y $ 200 como no remunerativo. Lo que ahora se ha hecho es incorporar esta parte no remunerativa al salario de la siguiente forma: desde el 1 de junio $ 400 de remuneración y $ 150 de asignaciones no remunerativas, desde el 1 de julio $ 450 y $ 100 de asignaciones no remunerativas, luego desde el 1 de agosto $ 475 y $ 75 de asignaciones no remunerativas, finalizando con el 1 de setiembre con $ 500 y $ 50 no remunerativo hasta el 31 de diciembre. Lo expresado, implica simplemente un aumento del 18,22% para el costo laboral del empleador, que comparado con la rentabilidad que tiene hoy el productor agropecuario, es ínfimo».

Finalmente, indicaron que «los trabajadores rurales no reciben aumentos de salarios desde hace 10 años» y arremetieron que «encabezados por el secretario de la CRA han surgido viejos resabios con características semifeudales de aquellos «patrones de estancia» que erizan su piel ante la posibilidad de abonar justos salarios a sus trabajadores».

Temas en esta nota