Deuda: por la caída de las tasas, el país podría lograr una fuerte quita

Los bajos rendimientos financieros internacionales le permitirían a la Argentina lograr que los acreedores acepten renegociar la deuda impaga en condiciones más blandas que las originales.

30deJuniode2003a las08:22

Ismael Bermúdez. ESPECIAL PARA CLARIN.

L
a Argentina está embarcada en una negociación para reducir el peso de una deuda en default que llega a los US$ 76.000 millones. En los últimos días se especuló sobre cuál sería la "quita" que podrían conceder los acreedores. A través de una simplificación, quizá se pueda entender mejor la discusión.

Supongamos que una persona tomó un préstamo a 10 años, a una tasa del 10% anual. Pero apenas empezó a devolver el préstamo, al deudor le bajaron el sueldo. Le avisó al acreedor que no podía seguir pagando lo pactado y planteó renegociarlo.

Enterado del "default", el acreedor le inicio juicio, pero a los pocos días se dio cuenta que si lograba recuperar el capital prestado, por la crisis, no podría obtener otro cliente que le pagara el 10% anual ya que la tasa del mercado se ubicaba ahora en el 3% anual. Entonces aceptó renegociar el crédito si el acreedor aceptaba firmar un nuevo contrato a una tasa del 4% anual, pero con nuevos garantías de pago.

Así, aunque le otorgaba al acreedor un descuento o quita del 60% sobre la tasa de interés ( del 10 al 4%) todavía lograba tener la ventaja de colocar el crédito 1 punto por encima de la tasa del mercado.

El deudor aceptó la oferta porque en lugar del 10% pasaba a pagar 4%. Y aunque podría tomar otro préstamo similar al 3% anual, ningún banco le daría el crédito dado su antecedente de deudor "en default".

Este ejemplo ayuda a entender la renegociación de la deuda argentina que no se está pagando. Esa deuda se contrajo a una alta tasa de interés que colocó a la Argentina en la cesación de pagos. Pero la tasa de interés internacional se fue desplomando y hoy se ubica, para préstamos de mediano y largo plazo, en el orden del 3% anual.

Ante esta situación, existen varias alternativas de renegociación (ver infografía):

  • CASO 1: Mantener el valor de la deuda pero a una tasa de interés menor. En el ejemplo en lugar de pagar 100 dólares de intereses a lo largo de 10 años, el deudor ahora pagará 40. Pero con relación a la tasa de mercado para un cliente de riesgo cero, en términos nominales pagaría 10 dólares más. Como los pesos o dólares de un año no valen lo mismo a lo largo del tiempo, la deuda nominal inicial no se modifica pero se reduce el 37% el valor presente (ver recuadro) de la deuda futura respecto del contrato original. En cambio, considerando la tasa del mercado, del 3%, el valor presente de la deuda sube a 108.

  • CASO 2: Reducir el valor de la deuda nominal pero mantener los plazos y la tasa original. En el ejemplo, la deuda nominal baja de 100 a 65, pero como se mantienen los plazos y la tasa de interés original, representa una reducción del 35% en el valor actual de la deuda futura.

  • CASO 3: Realizar una combinación de esas alternativas. En el ejemplo, si se reduce un 20% el valor nominal de la deuda y se fija la tasa en el 7% anual, la deuda total (capital más intereses) disminuye el 34,75% respecto al monto original.

    También se podría mantener el valor de la deuda pero con plazos más largos. La deuda nominal no se modifica pero hay un alivio en los pagos por mayor plazo.

    En cualquiera de estas alternativas el deudor logra una quita similar, del orden del 35%, en el valor presente de su deuda futura respecto de la contraída originalmente. Pero

Temas en esta nota