El clima en USA y en Argentina.

El efecto de las lluvias escasas sobre las zonas trigueras del sudoeste de Buenos Aires (ver figura) y La Pampa es elocuente, previéndose una evolución del sistema dentro de un contexto con deficiencias hídricas.

Por
30deJuniode2003a las12:49

Queremos, en este breve artículo mostrar las condiciones climáticas en nuestra región pampeana (como hacemos muy frecuentemente) y también señalar algo muy importante: en los próximos meses, los precios de la soja y el maíz van a depender de lo que suceda con el Clima en el Hemisferio Norte, en el caso de la soja específicamente, de lo que suceda en Estados Unidos y China. Esta es una cuestión central para ir definiendo los precios futuros de la soja.

El efecto de las lluvias escasas sobre las zonas trigueras del sudoeste de Buenos Aires (ver figura) y La Pampa es elocuente, previéndose una evolución del sistema dentro de un contexto con deficiencias hídricas. Para cuantificar el impacto solo basta mencionar que hasta el momento, en la provincia de La Pampa el avance de la siembra no alcanza el 20% de la intención estimada por la SAGPyA, contrastando con mas del 40% que se registraba el año pasado para esta misma época. Un panorama similar es el que se observa sobre el sudoeste de Buenos Aires.

Las restantes zonas trigueras del país se han visto beneficiadas por la escasez de precipitaciones, y aunque aún persisten áreas con almacenajes excesivos hacia el este de Entre Ríos y del centro para el sudeste bonaerense, en general se ha agilizado la siembra. El avance sobre el área proyectada es mas importante que para la misma época de la pasada campaña.

Pasemos ahora al Hemisferio Norte. Entramos, a partir de julio en el período hídrico crítico para la soja y el maíz y es por ello que la variable climática juega un rol relevante, particularmente cuando las variables del análisis fundamental (stock, consumo) registran valores críticos y una “falla” en la provisión de lluvias o algún otro problema derivado del ambiente puede producir una variación en los precios. Las situaciones críticas suelen ser definidas como “Weather Market”, o sea, un Mercado de precios influenciado por la variable climática.

Uno de los Weather Market más seguidos es precisamente el de la soja y el maíz en Estados Unidos durante los meses de julio y agosto. Sin dudas que en el caso de la soja hay que ver la evolución en China, pero lo más relevante es lo que ocurrirá en las regiones sojeras del norte del continente americano.

Hoy la situación es normal, es decir, se dieron las condiciones para que las siembras pronosticadas pudieran realizarse y se entró en la etapa de la evolución de los cultivos. Como la relación stock – consumo es ajustada, resulta claro que los volúmenes de producción jugarán un rol importante en la formación de los precios de la soja y el maíz. Los especuladores en mercados de futuros y opciones conocen las “reglas” para utilizar la variable climática en la estrategia de las posiciones. Las mismas comprenden la utilización de pronósticos en el muy corto, en el corto, en el mediano y largo plazo, y lo que es más importante, la forma de utilizarlos en operaciones desde “intra-day” hasta las de largo plazo. De ahora en más se pondrán al rojo vivo estas herramientas climáticas y cuando se anuncien episodios secos en aquellas regiones la respuesta del mercado será alcista para los precios. Una cuestión clave para los productores argentinos.

Temas en esta nota