Exportación . A pesar de las rigurosas exigencias fitosanitarias

El Senasa informó que partió desde Buenos Aires el primer cargamento de esa clase de frutas frescas, que tendrá como destino el puerto de Yokohama en la mencionada nación asiática.

Por
03deJuliode2003a las08:16

Más de 140 toneladas de cítricos frescos argentinos fueron embarcadas hacia Japón, en lo que constituye la primera entrega de frutas de esa especie, según informó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Se trata de 90,7 toneladas de limones, provenientes de Tucumán, y 51,8 toneladas de pomelos, originarios de Salta, transportadas en cajas que ocupan seis contenedores.

Los productos, que arribarán al puerto de Yokohama el 11 de agosto próximo luego de un transbordo en Panamá, viajan junto a técnicos del Senasa y un técnico japonés, con un tratamiento de frío en bodega para preservar su calidad y sanidad, según el protocolo firmado por el organismo sanitario y el Ministry of Agriculture, Foresty and Fisheries (MAFF) de Japón.

Producción.

Esta es la primera exportación de cítricos argentinos hacia la nación asiática, conocida por sus rigurosas exigencias fitosanitarias y para cumplirlas trabajaron en equipo y coordinadamente la Secretaría de Agricultura de la Nación, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Senasa, la Asociación Fitosanitaria del Noa (Afinoa), la Asociación Tucumana del Citrus (ATC) y las empresas.

La Argentina espera, en un próximo paso, lograr el ingreso del producto en otros países de la región, en los que se está trabajando desde hace años.

Tucumán produjo el año pasado 1.140.000 toneladas de limón, de las cuales 850.000 toneladas fueron destinadas al proceso industrial y 250.000 toneladas para exportaciones, principalmente a la UE.

Divisas.

La actividad generó ingresos por 300 millones de dólares para la provincia durante el año pasado.

Japón abrió su mercado a la importación de cítricos procedentes de la República Argentina en abril como resultado de las acciones desarrolladas por el Senasa con el objetivo de obtener nuevos mercados para los productos nacionales.

Durante el año pasado el organismo sanitario argentino llevó adelante un plan de trabajo garantizando a sus pares del Japón, uno de los países más exigentes en sanidad y calidad de los productos agroalimentarios, la excelencia de los cítricos argentinos.

Entre enero y mayo de este año las exportaciones de frutas cítricas desde la Argentina —entre las que se destacan, el limón, la naranja, la mandarina y el pomelo, entre otros— sumaron 100.407 toneladas por 37.646.000 dólares, un 21 por ciento más en volumen que en el mismo periodo de 2002 en que se certificaron 83.113 toneladas del producto.

Temas en esta nota