Campaña 2003 de trigo : se mantuvo el nivel de siembra y habra buenos rendimientos

El cultivo viene cumpliendo un rol determinante en la práctica de siembra directa. El año pasado la producción del cereal superó las 250.000 toneladas, y se estima que este año será ligeramente inferior. Buenas condiciones

04deJuliode2003a las08:15

• En 2002 la cosecha se inició temprano.

El cultivo viene cumpliendo un rol determinante en la práctica de siembra directa. El año pasado la producción del cereal superó las 250.000 toneladas, y se estima que este año será ligeramente inferior. Buenas condiciones.

En Tucumán, la siembra de trigo, generalmente a través de los años, fue de unas 40.000 hectáreas en secano para años con precipitaciones normales. Pero últimamente, las precipitaciones de verano-otoño ocurridas en los últimos años fueron superiores a las normales, con lo que la superficie con trigo superó las cifras históricas, llegando en 2002 a ocupar 166.310 hectáreas. Sin embargo, este año el volumen de lluvias fue inferior y los valores de 120 mm que tenían los suelos, no superaron los 54 mm.
A raíz de esto la supeficie sembrada este año no pasan las 160.000 hectáreas.

Es por ello que, luego de un exaustivo estudio llevado a cabo por la sección granos de la Eeaoc, se concluyó que para esta campaña serán necesarias precipitaciones durante las etapas sensibles o críticas, como lo que ocurre durante el cuaje y llenado de granos. Esto le permitirá obtener rendimientos acordes al año, a las variedades y a las zonas de cultivo.

Enfermedades

En otro orden, los estudios llevados a cabo por la Eeaoc señalan que es fundamental que los productores tengan especial cuidado en el manejo de plagas y enfermedades durante la presente campaña, ya que el año pasado aparecieron serios problemas de sanidad que hubo que resolver. Se observó al “pulgón de la raíz” en siembras tempranas durante el período de macollaje, y al “pulgón de la espiga” en estadios más avanzados, lo que hizo necesario recurrir a la utilización de insecticidas para controlar estos insectos.

En este estudio también se puede sacar conclusiones sobre el manejo de las malezas y cuál es su incidencia sobre el cultivo Por otra parte, las enfermedades también fueron partícipes en la campaña pasada, por lo que se detalla como actuaron en los trigos y en los diferentes ciclos del cultivo.

La fertilización del trigo demostró que tiene una fuerte respuesta a la aplicación de fertilizntes, principalmente a la nitrogenada y fosfatada. En otro orden, debe verificarse con recorridas en los trigos la presencia de insectos como en el caso del pulgón, para controlarlo en el momento justo.

En Tucumán se sembraron 160.000 ha de trigo

El trigo es una de las pocas alternativas productivas de invierno para el NOA. Este cultivo viene cumpliendo un importante rol en la práctica de siembra directa como antecesor de los cultivos de verano, a la vez que brinda la posibilidad de un ingreso genuino antes de la siembra de la soja y el maíz, sostuvo el ingeniero Daniel Gamboa, de la Sección Granos de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc).

En Tucumán, es tradicional la siembra de este cereal invernal que ocupa usualmente una superficie aproximada de 40.000 hectáreas en secano, para años con precipitaciones normales.

“Si tenemos en cuenta que las precipitaciones de verano-otoño ocurridas en los últimos años fueron superiores a las normales, la superficie con trigo superó holgadamente las cifras históricas, llegando en 2002 a ocupar 166.310 hectáreas”, explicó Gamboa.

Las cifras

Temas en esta nota