Resaltan la importancia del agro para las exportaciones

La Argentina es el primer productor y exportador mundial de aceite y harina de girasol y soja; el segundo exportador de maíz, sorgo granífero, miel y ajo; el cuarto exportador de algodón y el quinto exportador de trigo, harina de trigo, carne bovina y aceitunas de mesa.

04deJuliode2003a las08:16

Más de 50 por ciento de las exportaciones provienen del sector agropecuario, cifra que representa 13,7 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), según resaltó ayer el coordinador económico de AACREA, Teodoro Zorraquín, quien desarrolló una exposición sobre «La importancia del sector agropecuario y su inserción en la economía» durante el XXII Congreso del Sur de Santa Fe de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA).

Zorraquín explicó que «la Argentina es el primer productor y exportador mundial de aceite y harina de girasol y soja; el segundo exportador de maíz, sorgo granífero, miel y ajo; el cuarto exportador de algodón y el quinto exportador de trigo, harina de trigo, carne bovina y aceitunas de mesa.

• Desarrollo

Durante el encuentro que se desarrolla en Rosario dijo que «el sector agroalimentario se encuentra en permanente desarrollo: en la década del ''80 creció a una tasa anual de 1,1%, mientras que el resto de la economía decreció a una tasa de 1,4% anual en el mismo período. En la década del ''90 creció a 4,1% anual. En los últimos años muestra un incremento sostenido en hectáreas sembradas, en rendimientos y en tecnología aplicada, que dan como resultado un valor bruto de la producción de 46.640 millones de pesos y un gasto en insumos de 17.693 millones de pesos». Al analizar el desempeño exportador en los últimos 20 años, el experto indicó que en la década del ''90, las ventas externas crecieron a una tasa dos veces mayor que la de la década anterior. Luego hubo un gran incremento en la primera parte de la década del ''90, con mayores altibajos en la segunda parte del decenio, aunque manteniendo un crecimiento sostenido de todos los rubros. En este contexto, explicó que en los últimos años, el complejo oleaginoso (aceite y harina de soja y de girasol) prevaleció en las exportaciones agroalimentarias y representó casi 40% del total de éstas, con los cereales en segundo lugar (18%), seguidos por frutas, hortalizas y derivados (8%); pesca (6%); pieles y cueros (6%); carnes (5%), y lácteos y huevos (3%). En total, los oleaginosos, cereales y carnes configuran 80% del total exportado por el complejo agroalimentario.

En tanto, el principal destino de las exportaciones agropecuarias es la Unión Europea (29%), seguido por el Mercosur (20%) y en menor medida por el NAFTA (10%).

Al considerar la situación «tranqueras adentro», el expositor aseveró que la superficie promedio de las 318.000 explotaciones agropecuarias de la Argentina es de 538 hectáreas, según datos del Censo Nacional Agropecuario 2002. La comparación con los valores del censo anterior muestra una merma de 24% en la cantidad de establecimientos y un incremento de 28% en el tamaño promedio.

Las variaciones por grupos de cultivos respecto del censo anterior (1998) muestran que la superficie con cereales creció 30% y la de oleaginosas, 65%, mientras que los cultivos industriales (caña de azúcar, tabaco y algodón, entre otros) se redujeron 41 por ciento. Las existencias bovinas no muestran variaciones respecto de las del censo de 1988 (49 millones de cabezas). Sí se observa una reducción de la majada ovina de 45%, al pasar de 22 a 12,5 millones de cabezas.

Por su parte, el presidente del congreso, Miguel García Puente, recordó que «durante años se hablaba del sector agropecuario», pero hoy el concepto cambió por el de «cadenas de redes».

«No es correcto definirse como sector, ya que somos una comunidad agropecuaria», enfatizó.

Temas en esta nota

    Load More