Lavagna dijo que no se puede pagar a todos al mismo tiempo

El ministro pidió comprensión a los organismos de créditoFormuló la advertencia al diario Financial TimesHoy se reúne con la misión del Fondo

10deJuliode2003a las08:26

Otto Reich dijo que la crisis argentina duplica el efecto de la Gran Depresión de EE.UU.

La Argentina no estará en condiciones de pagarles en forma simultánea a los organismos multilaterales de crédito y a sus acreedores privados durante los próximos años.

Así lo afirmó el ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien insistió en que se necesita un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para postergar los pagos a las instituciones financieras internacionales.

De otro modo, dijo el ministro en una entrevista con el periódico británico Financial Times, "no hay posibilidad de hacer una oferta seria" a los tenedores de bonos afectados por la cesación parcial de pagos de la deuda soberana.

"No vamos a hacer promesas que no podemos cumplir", sostuvo el titular del Palacio de Hacienda en la entrevista. Al respecto, aclaró que "la reestructuración de la deuda (en manos privadas) está fuertemente vinculada con la postergación de toda la deuda con los organismos multilaterales".

"Sin eso, los números no cierran y no hay forma de hacer una oferta seria", advirtió Lavagna.

Según el ministro, el país no puede "pagar simultáneamente a organismos multilaterales y al sector privado en los primeros años; no hay manera, aun si incrementáramos el superávit fiscal".

Lavagna, se encontrará hoy con John Dodsworth, subjefe del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI y responsable de la oficina local del organismo, para continuar con la tercera revisión e iniciar las negociaciones para un acuerdo de mediano plazo.

Mañana habrá una reunión final con la misión, que también lidera John Thornton, ya que luego el ministro partirá el domingo a Europa, para participar junto al presidente Néstor Kirchner en reuniones con ministros y empresarios en Bruselas, París y Madrid.

Junto con los técnicos del staff negociador del Fondo, llegó al país el economista del organismo Eduardo Borensztein, que asesorará a la Secretaría de Finanzas en el diseño del plan de reestructuración de la deuda. Borensztein y un representante del banco de inversión Lazard Freres, que colabora en el contacto del Gobierno con los acreedores, tendrán sus respectivos despachos en el Palacio de Hacienda para llegar a fines de septiembre con la propuesta concluida.

El especialista del Fondo propuso la idea de atar el repago de la deuda al crecimiento económico del país, que hasta ahora se transformó en la propuesta más visible del equipo económico para los acreedores privados.

Con sus palabras de ayer al prestigioso diario británico, Lavagna dejó en claro que pretende un roll over de Washington hasta 2006 y que, en un principio, el país pretende cierto período de gracia por parte de los tenedores de bonos. En este sentido, parece haber cierta comprensión por parte de las autoridades del gobierno de los Estados Unidos.

Crisis duplicada

Mientras tanto, el subsecretario de Estado norteamericano para América latina, Otto Reich, dijo ayer que la crisis recesiva de cuatro años de la Argentina "duplica" la Gran Depresión que sufrió su país luego de la crisis del 30. "Durante todo mi discurso oficial repito siempre un dato significativo que deja incrédulo a cualquier estadounidense: la contracción de la economía argentina más que duplica aquella caída de la economía norteamericana durante la Gran Depresión", sostuvo el funcionario, en una entrevista con el diario italiano Corriere della Sera.

Si bien el departamento del Tesoro es el que lleva las negociaciones económicas con los otros países, el Departamento de Estado tuvo un rol muy activo en el cierre del último acuerdo que selló la Argentina con el Fondo Monetario.

Reich dijo que la administración Bush observa "con g

Temas en esta nota