Los industriales insisten con la invasión de productos brasileños

Las declaraciones del embajador de Brasil en Argentina, José Botafogo Gonalves, desechando la idea de una "invasión" de importaciones provenientes de su país, generó el rechazo de los industriales textiles y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

Por
10deJuliode2003a las08:44

Las declaraciones del embajador de Brasil en Argentina, José Botafogo Gonalves, desechando la idea de una "invasión" de importaciones provenientes de su país, generó el rechazo de los industriales textiles y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

El diplomático "preparó sus propios números para negar una realidad creciente que afecta seriamente el desarrollo textil y de otras industrias argentinas", disparó Aldo Karagozian, presidente de Pro-Tejer, que nuclea desde Alpargatas a TN Platex. Osvaldo Cornide, titular de CAME, dijo: "El balance de manufacturas es permanentemente adverso a la Argentina. Desde el Tratado de Asunción a la fecha, acumulamos un saldo negativo de US$ 9.662 millones. En 2003, se acumula un desequilibrio de 573 millones".

Botafogo había dicho el lunes que el empresariado argentino miraba "demasiado el corto plazo", y que era un error comparar junio de 2003 (el primer mes con déficit comercial argentino con Brasil tras 41 meses consecutivos de superávit) con el año crítico de 2002.

Pero Karagozian insistió con que hay "una invasión de productos brasileños. Las exportaciones brasileñas superan la demanda del mercado argentino como los casos registrados en hilados de acrílico, más del 50%, y en denim (tela de vaqueros), más del 80%", aseguró.

Cornide dijo que "el Mercosur es acaso nuestro único proyecto estratégico, pero hay asimetría en el nivel de industrialización". E indicó que "en enero-abril las exportaciones argentinas a Brasil fueron 9% inferiores a las de 2002, pero las de origen industrial cayeron 13,4%. Al contrario las importaciones manufactureras crecieron 86%".

En cuanto a lo textil, según la Embajada brasileña las exportaciones a Argentina, en enero-mayo de cada año, pasaron de 138 millones de dólares en 2000 a 112 millones este año. Pero cayeron a 28 millones en 2002. "Comparar con eso es distorsivo", había dicho Botafogo.

Karagozian indicó ayer que el embajador del país vecino debe "revisar sus números porque desde 1997 hasta el último mayo la composición de las compras externas por mercado de origen muestra una fuerte preeminencia de Brasil, que creció pese a nuestra devaluación".

Temas en esta nota