Cabañas con buen arranque

Los toros lograron valores por encima de lo esperado. Angus puro controlados a 2.500 kg de novillo. Todavía no se puede hablar de tendencia, pero es una señal

11deJuliode2003a las08:43

Tal como venía anticipando Infochacra en anteriores artículos respecto del mercado genético, los primeros remates de reproductores bovinos de la temporada encontraron una importante concurrencia, de buen ánimo y dispuesta a mejorar sus ofertas para hacerse de los productos que ofrecían las cabañas.

Tanto los remates de los establecimientos Santa Sergia, el pasado 3 de julio, como los de La Paz, el 28 de junio, y el de Las Lilas el 27 de ese mes marcaron muy buenos valores para una oferta importante de productos. “Las 750 personas que asistieron fueron la concurrencia más importante de los últimos años”, señaló a este medio Sebastián Rodríguez Larreta, director de Santa Sergia.

Los 152 toros Angus negros y colorados puros controlados se vendieron a un precio promedio de $4.714, con un máximo de $10.600. “La verdad es que no esperaba valores tan buenos, sobre todo en los machos. Es un valor equivalente a 2.500 kg de novillo, lo cual es casi un récord para este tipo de animales”, manifestó el cabañero.

Por su parte, Fernando Charró, gerente de Las Lilas, también remarcó que los precios superaron las expectativas previas en el remate realizado en el establecimiento Pichu-Có (San Justo, Santa Fe). Los 103 toros Angus puros controlados hicieron un precio promedio de $3.557, con un máximo de 6.500.

Para Charró, lo destacable es que se vendieron en total 406 toros, entre las razas Angus, Polled Hereford, Braford, Brangus y Brahman, con una asistencia de más de 1.200 personas.

Un día después del remate de Las Lilas, pero en González Cháves (Buenos Aires), la cabaña La Paz, de Wertheim S.A., había realizado su remate anual, donde los 70 toros Angus puros por pedigrí marcaron un precio promedio de $7.482, con un máximo de 28.000.

Jorge Sedeli, responsable de la cabaña, coincidió en que el promedio de precios fue muy bueno y la demanda se mostró muy animada.

Razones

“Es muy temprano para decir que estos remates marcan una tendencia”, se anticipó Sedeli. “Después de la exposición de Palermo comienza la temporada fuerte de remates de reproductores y allí sí se verá cómo se comporta el mercado”, agregó por su parte Charró.

Sin embargo, en el arranque de la campaña los precios han sido mejores de lo que se esperaba y para ello se citan varias razones. Por un lado, se habla de que el sector ganadero se muestra optimista respecto de las perspectivas de la actividad, aunque todavía no haya señales demasiado claras de parte del gobierno hacia una fuerte orientación exportadora, acotaba Rodríguez Larreta.

Por otra parte, no es ajeno que muchos ganaderos son productores mixtos y la inyección de dinero que generó la soja también tiene impacto a la hora de elegir la genética para los rodeos de cría.

Los precios de la hacienda también aportaron lo suyo. “El año pasado para esta época, nos encontrábamos con un novillo de 1,36 $/kg y un ternero que se había vendido entre 1 y 1,10 $/kg. Hoy podemos decir que el novillo está en torno de 1,85 y que los criadores arrancaron vendiendo sus terneros a 2 o 2,10, y ahora está a 1,70 o algo más”, comentó Charró. “Ahora hay un horizonte más predecible, con expectativa de que a partir de agosto el novillo recupere sus valores, tal vez hasta 2 $/kg.”


Variedad

Por lo que comentaron los cabañeros, la actitud de la demanda fue sostenida tanto en el segmento de los reproductores de pedigrí como en el de los toros para rodeos comerciales. También se notó la presencia de compradores de las distintas regiones productivas argentinas, así como de países limítrofes, algo que fue muy notorio el año pasado en la exposición de Palermo. Acorde con la demanda, la oferta t

Temas en esta nota