Con viento a favor

En el año 2003 las exportaciones argentinas rondarán los 29.000 millones de dólares, entre un 12% y 14% superior al año anterior, pero aproximadamente la mitad de ese aumento proviene de un incremento de precios.

Por
15deJuliode2003a las08:12

En el año 2003 las exportaciones argentinas rondarán los 29.000 millones de dólares, entre un 12% y 14% superior al año anterior, pero aproximadamente la mitad de ese aumento proviene de un incremento de precios.

Así, el incremento de precios internacionales son viento a favor para la economía Argentina; la reactivación proviene del aumento del petróleo, de la incipiente sustitución de importaciones, pero, fundamentalmente por el volumen que representan, del aumento de precio en los granos, especialmente del alza en las cotizaciones del complejo oleaginoso.
Aunque los precios de los granos de la presente campaña se encuentran lejos de los altos niveles de la campaña 96/97, la suba es muy importante. El promedio de precio para el primer semestre de 2003 de la soja FOB golfo es 50 dólares mayor al promedio del primer semestre del 2002. Para el caso del trigo FOB golfo ese promedio de precio es 20 dólares superior y 16 para el caso del maíz.

Es claro entonces, que el modelo económico se vuelve altamente dependiente de la situación externa y los precios agrícolas se convierten en variables claves. Las proyecciones de la secretaría de agricultura de Estados Unidos a diez años muestran una tendencia alcista. En el caso de la soja el incremento en los precios se sustentada por un aumento en la demanda debido al expansión en el consumo de cerdos y pollos y al mayor aumento de aceites vegetales, pero, en el corto plazo un movimiento en los factores que actúan de soporte provocaría grandes repercusiones en la economía local.

Si el gobierno no encamina sus esfuerzos a un acuerdo con los organismos internacionales que permita la vuelta del crédito, la tecnología y la fortaleza de los otros sectores, y resuelve los temas de hace ya bastante tiempo pendientes (reestructuración de la deuda, coparticipación, bancos, tarifas) la reactivación de la economía queda vulnerable a la volatilidad del los mercados internacionales. Por ahora, el viento a favor crea un marco favorable pero este no puede ser sustento de un proyecto de país a largo plazo.

Carolina Pierabella

www.fyo.com/granos

Temas en esta nota