Carbap define la agenda rural en Buenos Aires

“La entrega de vacuna antiaftosa no se está haciendo normalmente”, dijo Mario Llambías, presidente de la entidad. Además, preocupa el revalúo inmobiliario y las deudas con el Nación

18deJuliode2003a las08:37

El gobierno de la provincia de Buenos Aires está cada vez más cerca de imponer los valores del revalúo inmobiliario sin tener en cuenta las objeciones planteadas por los representantes del sector agropecuario.

Así lo manifestó con preocupación el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Mario Llambías, quien destacó a Infochacra que el impuesto debe tener relación con la producción y el tipo de campo.

“Debe haber un equilibrio entre el valor de mercado, el de producción potencial y efectivo y el valor económico, que tiene que ver con la renta de la propiedad”, destacó Llambías. Hasta el momento, las entidades que nuclean a los productores ya mantuvieron dos encuentros con funcionarios del Ministerio de Economía bonaerense, pero no lograron llegar a un acuerdo acerca del monto del ajuste. Aún falta una última reunión, que en un principio iba a realizarse en los próximos días.

Sin embargo, el encuentro fue suspendido, por lo que se presupone que el campo ya tiene la batalla perdida. A partir del 1º de agosto, el gobierno provincial podrá imponer los valores del revalúo inmobiliario que, según Carbap, en algunos casos hasta supera el 200 por ciento. La valuación total de los campos pasaría de $16.500 M a $35.000 M a partir del revalúo.

“Nos dolarizan el valor de la propiedad cuando la mayoría de los productos aumentaron de precio por la inflación”, señaló Llambías.

Preocupa la sanidad

La aparición de focos de aftosa en Paraguay es otro de los tantos temas que preocupan al campo. Al respecto, el titular de Carbap expresó su preocupación por una eventual caída de los precios de la hacienda en Paraguay ante el cierre de los mercados de exportación para el país vecino.

Si bien ponderó las acciones de prevención que realizó el Senasa, Llambías advirtió sobre los riesgos que podrían causarse si no se controlan adecuadamente las fronteras con Paraguay. “La tentación de traer hacienda de Paraguay es muy grande, si se caen los precios allí”, dijo el dirigente, en referencia al contrabando que podría ocurrir de darse esa situación.

La entidad que nuclea a productores bonaerenses y pampeanos también considera como un punto débil en el accionar sanitario la falta de regularidad en la provisión de vacunas antiaftosa.

Según destacó Llambías, la entrega de los antígenos no se está produciendo con total normalidad, es decir, faltan vacunas en algunas zonas del país. La disponibilidad de las vacunas es limitada, lo que no permite realizar la inmunización del rodeo en el tiempo aconsejable.

El presidente de Carbap también hizo referencia a los perjuicios que ocasionó en la industria frigorífica la decisión del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de limitar la cantidad de frigoríficos que podrán exportar Cuota Hilton a la Unión Europea.

Deudas con el Nación

La deuda total del campo con el Banco Nación asciende a $2.500 M, de los cuales $1.300, correspondientes a 13.000 productores, están en mora, lo que inquieta bastante a las entidades, quienes desde hace tiempo vienen intentando que la institución les ofrezca mejores condiciones para saldar los pasivos.

El martes pasado venció el plazo para que los productores se adhieran a cualquiera de las tres opciones que el Nación le ofreció al sector para pagar sus deudas: cancelación total de la deuda con quitas, reprogramación a ocho años y el rescate de reinserción productiva, una línea que surgió en la administración de Roque Fernández y que vencía en 2018.

Si se adherían a este plan, los productores recibían un bono

Temas en esta nota