La marca arranca a la carga

Hereford Argentino, firme en las góndolas chilenas, de la mano de D&S (Ekono y Almac). Este año ya exportaron 885 toneladas. Promedio de 2.230 U$S/ton.

21deJuliode2003a las08:41

Liliana Cobelo. DE LA REDACCION DE CLARIN

La carne vacuna Hereford Argentino ya aterrizó en las góndolas de los supermercados chilenos. Y el negocio viene arrojando sus resultados positivos. Dentro de este programa, en el primer semestre de este año se llevan exportadas 885 toneladas. El promedio de estas exportaciones resultó de 2.230 dólares por tonelada (valor CIF), un 34% más que el promedio de las exportaciones cárnicas argentinas (período enero-abril 2003). Las proyecciones para lo que queda de julio, arrojarían operaciones por 250 toneladas, sólo en este mes, lo que significa procesar para ese destino alrededor de 2.300 novillos con todo el proceso de trazabilidad incluído.

"Este es un programa de carne de un muy interesante volúmen, acompañado por una metodología especial y con normas de seguridad. La experiencia ganada en el mercado chileno nos permitirá desarrollarlo en el futuro en otros mercados de alto valor. Además, el éxito alcanzado se dió por la integración de ganaderos de elite, junto a la Asociación Argentina Criadores de Hereford (AACH), un frigorífico de primer nivel, personal comprometido con el programa y por una empresa minorista que respaldó y promovió el proyecto", sintetizó a Clarín Rural Victor Tonelli, director del Programa Carnes Hereford.

Carne Hereford SA nació a mediados del 2000 y sus principales clientes son la Unión Europea, Chile y el mercado interno. Durante 2002 exportó más de 1.700 toneladas de cortes deshuesados. La faena y procesamiento del ganado Hereford se realiza en la planta Mattievich ubicada en Puerto San Martín, Santa Fe.

El proyecto Chile tiene su historia. "Antes del cierre de los mercados, entre diciembre de 2001 y marzo de 2002 ya habíamos comenzado la introducción de nuestra marca junto a la principal empresa de supermercados chilenos, D&S, propietaria de las cadenas líder, Ekono y Almac. Pudimos exportar unas 300 toneladas e iniciar la introducción de la marca en 8 locales de Santiago y Viña del Mar, proceso que se interrumpió con la aparición de la aftosa en la Argentina. Con la reapertura del mercado chileno a principios del 2003, se reanudaron los vínculos comerciales con D&S", relató Tonelli. Este empresa supermercadista, con formatos de hipermercados y locales de tamaños medios y de cercanía, posee el 32% del market share de las ventas de alimentos en los super en Chile. Tiene 35 locales en Santiago y 23 en el interior del país.

La llave para para abrir el mercado chileno fue cumplir con los requisitos de seguridad y trazabilidad. "Se desarrolló un programa de trazabilidad, dentro de la AACH, a la que adhirieron los productores asociados a Carne Hereford SA", comentó Tonelli. Luego desarrollaron otro en Mattievich, con la participación del personal de Carne Hereford SA, para poder identificar cada corte con una etiqueta que lleva el número de código de cada una de las tropas que se procesan. Después, cada corte numerado se coloca en cajas en cuyo interior van las etiquetas que son las que pondrán los carniceros en las bandejas que ofrecen al público. Así, cada bandeja lleva una etiqueta con un código único de identificación. Además, los consumidores chilenos pueden ingresar a la página de carne Hereford (www.carnehereford.com.ar, y en breve también a www.dys.cl), digitar el código único de identificación y conocer detalles sobre el origen de la carne que compraron y van a consumir. Los cortes de carne se venden en los principales locales de la ciudad de Santiago y la

Temas en esta nota