Prevén bajar las retenciones en varias etapas durante 2004

Contrapropuesta de Economía al FMI, que pide la eliminación total; menor impuesto al cheque

21deJuliode2003a las09:33

El recorte podría completarse en tres instancias: enero, julio y fines del año próximo
La prioridad oficial es el paquete antievasión
Descartan complicaciones en la discusión técnica con el Fondo prevista para agosto

Paso a paso. Pese al apuro manifestado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) -que pide a la Argentina la rápida eliminación de las retenciones a las exportaciones y del impuesto a los créditos y débitos en cuenta corriente-, el Ministerio de Economía propondrá una rebaja gradual y parcial de esos impuestos distorsivos en 2004.

La supresión de ambos tributos figura en el centro de las exigencias del Fondo en materia fiscal. Sin embargo, para no desestabilizar la marcha de las cuentas públicas con el objetivo de lograr un superávit primario del 3% en 2004, Economía plantea un recorte "parcial y en varias etapas" de ambos gravámenes.

Una alta fuente del Palacio de Hacienda dijo a LA NACION que no se piensa "eliminar" estos impuestos, sino en una reducción que podría realizarse en tres etapas: en enero, a mitad de año y a fines de 2004. Al final del camino, se aclaró, los tributos no quedarían eliminados, sino "reducidos".

La discusión, que se iniciará formalmente con la llegada de una nueva misión del FMI, el 28 de este mes, va más allá de una diferencia de matices, ya que el Gobierno no quiere deshacerse de dos herramientas que le han reportado una importante fuente de recursos desde el año pasado.

Desde enero último, las retenciones aportaron $ 4732,1 millones, mientras que el denominado "impuesto al cheque"otros $ 2760,2 millones, sumando un 21% de los recursos tributarios totales ingresados al fisco en el primer semestre del año.

La intención de "máxima" del Palacio de Hacienda sería contar con ambos impuestos al menos durante todo 2004.

Paquete antievasión

En cambio, la prioridad oficial en materia de reforma impositiva está colocada sobre el "paquete antievasión" enviado al Congreso Nacional, que procura eliminar huecos en la administración tributaria.

Al respecto, el equipo económico cree que el Fondo debería entender que, en lugar de pelearse por cambiar la estructura tributaria, el Gobierno debe concentrar sus energías en cobrar los impuestos que ya existen. "El más distorsivo es aquel que no se cobra", se limitó a comentar el secretario de Hacienda, Carlos Mosse, ante una consulta de LA NACION.

En la misma sintonía, el equipo económico no está de acuerdo con la idea del Fondo Monetario de bajar el mínimo no imponible en ganancias. Para no ofuscar a los técnicos que discutirán el paquete fiscal de 2004 durante las primeras tres semanas de agosto, se avanzará con la propuesta de eliminar algunas exenciones del IVA y con la promesa de no prorrogar los planes de competitividad todavía vigentes.

Cuando la misión a cargo de John Dodsworth aterrice nuevamente en Buenos Aires se encontrará con una buena noticia, ya que la recaudación crecerá cerca del 23% frente a julio de 2002. La previsión original de $ 6100 millones, al parecer, se verá superada a fin de mes.

El Palacio de Hacienda apuesta a recaudar $ 1750 millones en el IVA y devolver unos $ 350 millones. Hace un año, estas cifras ascendieron a $ 1413 millones y $ 345 millones, respectivamente. En el caso de las retenciones a la exportación, este mes sumarán unos $ 800 millones, frente a $ 733 millones ingresados en julio de 2002.

Sobrecumplimiento

Aunque la baja del dólar y de la inflación impedirá cumplir con la proyección anual de recursos, Hacienda también confía en poder exhibirle al FMI un ligero sobrecumplimiento en el nivel del superávit primario del 2,5% planteado para este año.

El gasto, según los números de Hacienda, muestra un comportamiento razonable, "mejor que el esperado por

Temas en esta nota