Maquinaria agrícola: industriales vigilan negociaciones con Brasil

Funcionarios brasileños dicen que no habrá invasión de productos de ese paísSe reunirán con el secretario Pyme, horas antes de que empiecen conversaciones clave en el Mercosur

Por
22deJuliode2003a las08:24

Los industriales de la maquinaria agrícola de la región le trasladarán hoy al gobierno nacional su preocupación por las importaciones de Brasil, durante una reunión en la que reclamarán la participación del sector en las conversaciones con el vecino país.

Los empresarios agrupados en el Movimiento para el Desarrollo de la Maquinaria Agrícola y sus industrias integradas (Modemaq) sostendrán hoy un encuentro con el secretario Pyme, Federico Poli, a quien le entregarán un listado con las principales preocupaciones.

El encuentro se realizará a sólo 24 horas del comienzo de las conversaciones que mantendrán funcionarios argentinos y brasileños en Buenos Aires para equilibrar el comercio bilateral.

El viernes, los empresarios se reunirán con el secretario de Industria, Alberto Dumont, acompañados por autoridades del gobierno provincial.

Los industriales solicitarán al gobierno nacional su "participación activa" en las negociaciones con Brasil para que "no se repita lo que sucedió en los últimos 20 años, donde el país vecino sentó en la mesa siempre a los mismos negociadores, que conocen el tema, y de aquí siempre mandan a políticos, cancilleres, secretarios de Industria, que no defendieron a nadie", remarcaron varios de los referentes que participarán hoy del encuentro con el secretario Pyme.

Los empresarios solicitarán una definición del gobierno sobre qué es industria argentina. El pedido incluirá su propia posición: para declarar a una empresa como nacional deberá poseer un 50% de personal y un 40% de insumos de origen local.

El sector en los dos últimos años se reactivó hasta llegar, en la mayoría de los casos, a tener que comprar o alquilar nuevas plantas, tecnología y tercerización de parte de su producción para cumplir con la explosión de la demanda que se produjo en el campo y proyecta nuevas inversiones.

Sin embargo, los empresarios locales esperan definiciones sobre la política industrial que llevará adelante el gobierno de Néstor Kirchner para encarar los nuevos emprendimientos. Esto se debe a que esperan en los próximos meses el desembarco por parte de grandes firmas internacionales que tienen su base de operaciones en Brasil, con la radicación de plantas de ensamblaje. Los industriales temen que se reedite el caso Random, que recibía beneficios fiscales y sólo ensamblaba partes importadas de Brasil.

Además, los empresarios señalaron que algunos de los gigantes brasileños del sector, ante la caída del mercado interno y de ventas en terceros países, podrían colocar sus productos en Argentina a valores muy inferiores respecto de las firmas locales. Tanto por la escala de estas empresas como por los subsidios estatales otorgados por las autoridades del vecino país.

Los industriales rescataron la consolidación del Mercosur, pero resaltaron la amplificación que tendría un "desamparo" del Estado en la región, dado que el 70% de toda la fabricación de maquinarias agrícolas se realizan en la zona.

Los empresarios reconocen que hoy el sector atraviesa un buen momento, pero reclaman un "paraguas" a la industria ya que temen por el futuro cercano, que se agudizará si perdura o se profundiza la caída de los precios de los granos.

Temas en esta nota