Agroexportadores rechazan pesificación de acreencias

Denuncian pérdidas por 150 millonesCerealeras se quejan por la fórmula que aplicará el gobierno para saldar el factor de convergencia

Por
23deJuliode2003a las08:26

Los exportadores cerealeros y aceiteros, sector que concentra un tercio de las ventas argentinas al exterior, denunciaron que la pesificación de la deuda por la aplicación del Factor de Convergencia "generará un quebranto de 150 millones dólares" para estas empresas y traerá "más inseguridad jurídica".

La Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) manifestaron su rechazo a la resolución 1.043 del Ministerio de Economía, que dispuso la pesificación de la deuda que el Estado nacional acumuló con el sector exportador al dejar de pagar la diferencia entre la cotización del dólar y el euro por liquidación de divisas, conocida como Factor de Convergencia.

"Esta medida generará un quebranto para las empresas de 150 millones de dólares y vuelve a traer más inseguridad jurídica para las firmas y las entidades que financiaron las operatorias agroexportadoras", advirtieron Ciara y CEC en un comunicado.

El Factor de Convergencia fue un tipo de cambio diferencial creado el junio de 2001 por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, para fomentar las exportaciones, en el marco de la aplicación de la convertibilidad ampliada.

El sistema, diseñado exclusivamente para el comercio exterior, incluía al euro en la fórmula de cálculo para el tipo de cambio de exportación, con el objetivo de incrementar la competitividad del sector exportador, sin devaluar, en momento en que la moneda unida cotizaba por debajo de la divisa estadounidense.

Una vez concretado el fin de la convertibilidad, el Estado quedó en deuda con los exportadores.

Esta deuda era originalmente en dólares, pero el gobierno del entonces presidente Eduardo Duhalde decidió pesificarla, lo cual fue objetado por varias empresas exportadoras, pero ratificado por la Justicia.

Según los exportadores, el gobierno "dejó de pagar dicho estímulo sin justificación ni explicación alguna pero continuó cobrándolo a los importadores" en dólares.

"El no pago de la deuda en su moneda de origen afecta directamente la esencia del comercio agrícola, con lo cual se atenta contra la fuidez de la provisión del crédito internacional en unas de las escasas actividades que cuenta con financiamiento externo en momentos que el Estado realiza ingentes esfuerzos por acordar con los organismos internacionales de crédito", denunciaron.

El lunes, el secretario de Hacienda, Carlos Mosse, anunció el cronograma de pago de la deuda, a partir del 15 de agosto por un total de 275 millones de pesos.

El 95% de las empresas afectadas son pymes, cuyas acreencias, inferiores a los 100 mil pesos, se efectivizarán antes del 15 de agosto.

Las deudas mayores a 100.000 pesos e inferiores a 500.000, se abonarán el 15 de septiembre, en tanto que los importes iguales o mayores a medio millón de pesos se abonarán en dos cuotas iguales y consecutivas los días 15 de octubre y 15 de noviembre.


Alerta por ganancias

En otro orden, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se pronunció en contra del proyecto que impulsa el Ejecutivo para aplicar el impuesto a las ganancias tomando el precio en el momento de embarque y no el vigente al momento de la venta del producto.

"Esta modificación fiscal afectará irremediablemente a la comercialización de la producción como las operaciones en el mercado a futuro y planes canje, limitando su desarrollo y quitándole previsibilidad y transparencia al comercio de granos", señaló la entidad en un comunicado.

Temas en esta nota

    Load More