El dólar retrocedió a $2,81

La marcada baja en las tasas de interés hace que los precios se recalienten, aunque los operadores no esperan grandes saltos

Por
23deJuliode2003a las08:21

Las operaciones en el mercado de cambios de Buenos Aires muestran que el dólar se negociió a $2,76 para la compra y $2,82 para la venta, sin cambios  respecto del lunes.

El ligero descenso de la divisa estadounidense se produce tras la suba de cinco centavos de la semana pasada, cuando la mayor demanda de divisas se originó en necesidades financieras de empresas y del sector público para atender pagos a organismos internacionales, prueba de ello es la caída de casi u$s1.000 millones en las reservas del Banco Central.

La entidad ganó u$s35,5 millones al término de sus intervenciones en la plaza cambiaria. Las compras se elevan a 454,7 millones de dólares en lo que va del mes y a un ritmo diario de 35,3 millones en las últimas tres semanas.

Para los cambistas el movimiento operativo fue el de todos los días con el Banco Central tratando de defender los precios absorbiendo los excedentes de divisas que no encuentran demanda.

Esta semana vencen unos 700 millones de pesos en plazo fijo que fueron constituidos obligatoriamente por los tenedores de Cedros de entre 42 mil y 100 mil pesos.

Hasta el momento y según estimaciones privadas, alrededor del 80 por ciento de los ahorristas eligió mantener sus fondos en las entidades bancarias.

El analista Rafael Ber, de Argentine Research, sostiene que entre un 10 y un 20 por ciento del monto a liberarse irá al dólar, porque los tenedores de estos plazos fijos "acostumbran a estar más dolarizados".

"En la plaza cambiaria, vemos al dólar acercándose a valores de entre 2,80 y 2,85 y prevemos tasas de interés en el mercado financiero ajustando más lentamente a la baja", dijo Ber.

En los mercados nadie proyecta una escalada del dólar, aunque se admite que la caída de las tasas de interés podría derivar algunos fondos hacia el dólar, como ocurrió la semana pasada.

De producirse tal situación, se vería aliviada la autoridad monetaria, ya que no tendría necesariamente que salir al mercado cambiario y realizar fuertes compras para defender el valor de la divisa.

Temas en esta nota