Algodón: sube el precio y falta el producto

Una mayor demanda impulsaría una leve recuperación de la siembra. El modelo santafesino

26deJuliode2003a las08:19

Patricia Martino / La Capital 
 
Este año el sector algodonero disminuyó considerablemente su superficie sembrada. Provincias como Chaco o Santiago del Estero donde se desarrolla en forma intensiva esta actividad demuestran la tendencia. Sin embargo, Santa Fe sale de la lógica que caracteriza al territorio nacional y las autoridades aseguran que mantiene los niveles de la campaña anterior y hasta se animan a pronósticar un futuro más promisorio.
 
En la actualidad, 10 mil hectáreas de Santa Fe están sembradas con algodón y la cadena productiva se mantiene en todos sus sectores. El trabajo en el campo, las demotadoras, lanerías y tejedurías, todo la industria algodonera sostiene los niveles de la cosecha anterior.
 
 La diferencia con el resto del país no es porque sí. En Santa Fe existe la Asociación de Promoción de la Producción del Algodón (Appa), que cuenta con un plan de apoyo para el sector. La entidad, creada en el 2000, está integrada por representantes de la producción, de la industria y de los servicios profesionales vinculados a la actividad (Inta, Colegio de Agrónomos).
 
 En el momento de su lanzamiento, Appa recibió un millón de pesos del gobierno provincial para el sostenimiento de una banda de precios del algodón, la implementación del seguro de multirriesgo para los productores y la puesta en marcha de un sistema de investigación para la aplicación de tecnología.
 
 Oscar Alloatti, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de Santa Fe, explicó que la asociación utiliza el sistema de compensación de precios. En el primer año de funcionamiento se fijo que cada productor recibiría 50 pesos por tonelada de algodón, en la segunda campaña se paso a 100 pesos y actualmente, como los precios son elevados, no se utiliza el sistema. Por estos días, la tonelada de algodón toca los 1.200 pesos, ya el año pasado se notó un considerable aumento al pasar a 800 pesos teniendo en cuenta que en el 2000 el precio era de 250 pesos la tonelada.
 
 "Una asociación de este tipo que integra a los actores de la cadena productiva le da protagonismo y solidez al gerenciamiento del proceso", destacó el funcionario. Alloatti subrayó que el apoyo de Appa favoreció a que los productores continuaran sembrando algodón aún cuando otros cultivos pudieran ofrecerles resultados más interesantes.
 
 Desde Appa consideran que hace falta corregir algunas asimetrías tecnológicas con el principal competidor del algodón en la provincia, la soja, y la opción elegida es la incorporación de biotecnología en las mejores variedades. "Se está trabajando en la resistencia al glifosato y a los gusanos, además se desarrolla tecnología para acercar la distancia entre surcos y para ello se deben desarrollar máquinas cosechadoras especiales", precisó Alloatti.
 
 Sobre este último punto el funcionario mencionó que actualmente se siembra en surcos a 70 cm o un metro de distancia entre uno y otro, y se pretende disminuirlos a 50 cm.
 
 Alloatti charló con Miguel Campos, Secretario de Agricultura de la Nación, sobre la posibilidad de aplicar el plan que tiene Santa Fe a nivel nacional para darle un impulso a la castigada industria algodonera y reactivar el sector. Hoy en día hay 180 mil hectáreas sembradas con algodón en todo el país. El rendimiento promedio en bruto por hectárea se estima de 1.300 kg/ha, lo cual equivale a 415/420 kg/ha de fibra de algodón.
 
 El funcionario provincial destacó que Campos se mostró interesado por el sistema y prestó especial atención a la incorporación de biotecnología para la resistencia al glifosato y a los gusanos, y a la fabricación de máquinas cosechadoras para surcos

Temas en esta nota