El dólar sube de a poco y ayer cerró a 2,86 pesos

Es el valor más alto en casi 45 días. Se debe a que bajó el ingreso de divisas por exportaciones; también a que las tasas están muy bajas. El Banco Central compró pocos dólares.

30deJuliode2003a las08:18

Candelaria de la Sota. DE LA REDACCION DE CLARIN.

Ayer el dólar volvió a ser noticia: subió dos centavos y cerró a 2,86 pesos, dos centavos más que el lunes y un precio que no tenía desde el 12 de junio pasado. La suba se debió a que los exportadores vendieron menos dólares en el mercado y a que las tasas de interés para los plazos fijos están por el piso. Por eso, el Banco Central intervino poco en el mercado, y con una compra de sólo 20 millones de dólares, consiguió una suba en el dólar que antes no obtenía con adquisiciones mucho mayores.

La mezcla de todos estos factores logró que el dólar se acercara nuevamente a los 2,90 pesos, un precio que resulta mucho más funcional para los objetivos del Gobierno que una divisa por debajo de los 2,80 pesos. La razón: mientras más cerca de los 3 pesos esté el dólar, más recaudará el Fisco por las retenciones que les cobra a los exportadores, y más competitivas serán las empresas que fabrican productos que sustituyen importaciones, los dos pilares fundamentales sobre los cuales está fundado el actual modelo económico.

"Es cierto que los exportadores liquidaron menos divisas, pero también es cierto que algunas empresas grandes salieron a comprar dólares para pagar deudas afuera", le dijo a Clarín Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios. Y consideró que la estrategia del Central funcionó, porque "con apenas 20 millones logró que el precio del dólar subiera" (ver infografía).

Además, como la mayoría de los operadores, Izzo destacó que "el rendimiento que ofrecen hoy las colocaciones en pesos están por el piso". Ayer, las tasa de interés promedio para un plazo fijo a 30 días se ubicó en el 4,99% anual, es decir, que en 30 días los fondos rendirían sólo 0,41%.

En cambio, si una empresa compró el viernes pasado dólares a precio mayorista (cerró a 2,79 pesos) y los vendió ayer en ese mercado a 2,84 pesos, logró una ganancia 1,8% en sólo dos días. Para obtener un rendimiento similar poniendo la plata en un plazo fijo, la tasa anual de interés debería ser del 21,6%.

Aunque no representan un volumen de dinero que podría inclinar el mercado y mover el precio del dólar, muchos inversores que tenían su dinero colocado en plazos fijos que vencieron por estos días, aprovecharon para pasarse al dólar, ante lo poco atractivos que resultan los rendimientos para las colocaciones en pesos.

Este comportamiento podría acentuarse la semana próxima, cuando comiencen a liberarse los plazos fijos de quienes tenían depósitos de más de 100.000 pesos y entraron en la última opción de canje que abrió el Gobierno, por la cual debían dejar su dinero en un plazo fijo a 120 días. Es probable que, con tasas tan escuálidas, muchos ahorristas prefieran irse al dólar.

De todas maneras, no hay en la city ninguna expectativa de que el dólar se dispare, al menos no hasta que la demanda comience a incrementarse, lo que se estima ocurrirá recién cuando las empresas privadas y el Estado empiecen a demandar dólares para pagar deudas en el exterior, lo que podría ocurrir sobre el final del año.

Para incentivar el crecimiento del dólar, el organismo que preside Alfonso Prat Gay no sólo compró dólares —con los que sumó ya 600 millones este mes—, sino que volvió a recortar las tasas de las Lebac (las letras del Banco Central), en el marco de una estrategia que apunta a que los rendimientos en pesos sean cada vez menores, para que la gente elija comprar dólares y elevar el precio de la divisa.

Así, la tasa de la letra en pesos

Temas en esta nota

    Load More