Malo: prevén excesivo trigo en manos de los productores

Las posiciones cercanas de soja en Chicago ya no lucen tan firmes como hace un mes.

04deAgostode2003a las08:27

Por Ricardo Baccarín
columnista de Ámbito Financiero


Las posiciones cercanas de soja en Chicago ya no lucen tan firmes como hace un mes.

Aunque los stocks finales de esta campaña en los EE.UU. siguen resultando muy ajustados, aquellos que detentaban posiciones de compra en este mercado comenzaron hace un par de semanas a «tirar la toalla» al observar que los fondos liquidaban sus posiciones compradas. El preocupante tema de las bajas existencias finales norteamericanas, ya habría sido descontado por el mercado en gran medida. El «spread» entre la soja vieja y nueva de Chicago, que llegó a ser de casi u$s 30 por tonelada a principios del mes pasado, cotiza ahora apenas superando los u$s 7/t.

También contribuyen a la presión en las posiciones nuevas, el buen estado actual de la inminente campaña nueva en los EE.UU. y las perspectivas de siembra que acompañan el nuevo ciclo en Sudamérica, que auguran no menos de 5% de incremento productivo con respecto a la campaña anterior. Se sumó a crear un clima negativo, los rumores que circulaban en torno a las posibles cancelaciones de soja nueva norteamericana, recientemente adquiridas por China. Aun con algunas preocupaciones recientes acerca del estado del clima en el Oeste del «corn Belt», el mercado descuenta en principio una buena cosecha en los EE.UU., con francas posibilidades de convertirse en una campaña excelente, lo que permitirá recomponer sus alicaídos stocks. No se descarta una producción de entre 250/255 millones en maíz y de 80/82 millones en soja.

El USDA rebajaba en dos puntos el estado de los cultivos «buenos a excelentes» de soja y en tres los de maíz. El maíz en esta situación alcanzaba ahora 69% de lo implantado y la soja 66%. Hasta el arribo de las nuevas disponibilidades, el mercado permanecerá seguramente volátil, sin descartarse algunos episodios de firmeza que se reflejarán en el contrato de soja setiembre del CBOT, que aunque oficialmente sea una posición de entrega de nueva cosecha, resulta siempre muy difícil encontrar disponibilidades frescas para esa fecha, circunstancia que se exacerbará en esta campaña de tardía implantación.

• Alternativas

En trigo, el mercado sigue con atención las alternativas de la plaza de Chicago donde los fondos han sido los principales responsables del fuerte movimiento alcista registrado en las últimas semanas y que mantuvo alejados a los vendedores del mercado. Por el lado de los fundamentos, existe preocupación con la cosecha de trigo de primavera de Canadá y los EE.UU., donde se sufren los efectos de una prolongada falta de humedad y elevadas temperaturas, además de los inconvenientes que las excesivas temperaturas provocaron a los cultivos europeos. De persistir estas adversas condiciones actuales, una parte sustancial de estos podrían deteriorarse aún más.

El USDA rebajó en nada menos que siete puntos porcentuales su estimación de trigo norteamericano de primavera en el informe de esta semana. Los cultivos «buenos a excelentes» alcanzan 60%, contra 67% de la semana previa, lo que hace presuponer que los rendimientos tenderán a disminuir en el próximo informe mensual del USDA. El Consejo Internacional de Granos estimó una cosecha mundial de trigo de 568 mill/t, un millón y medio más que lo producido el año anterior, pero 4 mill/t por debajo de lo ponderado en el último informe. La entidad volvió a confirmar una proyección de 15,5 millones de toneladas para nuestro país, tres millones por encima de lo obtenido en el ciclo 2002/''03.

En Europa se rechazaron todas las ofertas de licitaciones de trigo, que el jueves totalizaban cerca del millón de toneladas, además de suspender por un plazo indeterminado las licencias de exportación, lo que determinará en el corto plazo mayor actividad por parte del

Temas en esta nota