Enfermedades de la soja - Parte II

A partir de la campaña sojera 1998/99 se empezó a dimensionar la magnitud de las pérdidas que causaban las denominadas enfermedades de fin de ciclo.

Por
08deAgostode2003a las08:51

Parte I publicada día 25/07/2003

Por Daniel L. Ploper de la sección Fitopatología - EEAO.

A partir de la campaña sojera 1998/99 se empezó a dimensionar la magnitud de las pérdidas que causaban las denominadas enfermedades de fin de ciclo. Bajo esta denominación se agrupan a enfermedades fúngicas que se manifiestan en tallos, hojas, vainas y semillas durante los estados reproductivos intermedios y avanzados de la soja.

Provocan un anticipo en la maduración de las plantas y disminuciones en rendimiento y/o calidad de la semilla producida. Se incluyen dentro de este complejo a: mancha marrón, tizón de la hoja, mancha anillada, mancha ojo de rana, mancha foliar por alternaria y antracnosis, entre otras. Los ensayos con aplicaciones de fungicidas foliares permitieron determinar que las pérdidas de rindes en algunos años pueden llegar a valores del 40%.

Durante la campaña 2000/01 se encontró una nueva virosis en Salta. El agente causal fue identificado como perteneciente al género Cucumovirus. Estrategias de manejo: Para la prevención y control de las enfermedades de soja se recomendó utilizar diversos métodos culturales, químicos y biológicos.

Métodos culturales: entre los métodos culturales se mencionan la rotación de cultivos, la siembra de semillas libres de patógenos y la elección de fechas de siembra que aseguren que la maduración ocurra durante períodos secos, en especial para la producción de semilla. Esto también puede combinarse con el grupo de madurez del cultivar seleccionado.

Una adecuada densidad de siembra es efectiva para reducir el daño de muchos patógenos. También se aconseja tener en cuenta la fertilización y el control de malezas.

Métodos biológicos: el uso de cultivares resistentes constituye la única estrategia disponible por el momento. Se debe tener en cuenta la reacción a enfermedades de las principales variedades de soja difundidas y bajo evaluación en el NOA.

Métodos químicos: si bien entre los patógenos que afectan al cultivo de soja se encuentran hongos, bacterias y virus solamente se emplean pesticidas para el control de enfermedades causadas por hongos. Se dispone de fungicidas curasemillas y fungicidas foliares.

En Tucumán se realizaron experimentos de campo para evaluar los efectos de las aplicaciones de fungicidas foliares sobre el desarrollo de enfermedades y los rendimientos.

Se evaluaron aplicaciones simples (R6) y dobles (R3 + R5.3). Los resultados revelaron que en la mayor parte de los ensayos los tratamientos con fungicidas redujeron los niveles de colonización de tallos, vainas y semillas, evitaron la defoliación prematura y aumentaron los rendimientos. Excepto en algunos casos, no se registraron diferencias entre una y dos aplicaciones. En las últimas tres campañas agrícolas continuaron las evaluaciones con diferentes fungicidas y momentos de aplicación (R3, R5.4 o R6).

Perspectivas: un adecuado manejo de las enfermedades de la soja será fundamental para sostener los rindes y la competitividad de los productores, especialmente en el NOA.

Por esa razón es conveniente asignar al manejo de este tipo de problemas sanitarios la importancia debida, procurando reducir al máximo las situaciones de riesgo.

En este trabajo se mencionaron numerosas enfermedades. La mayoría ya son endémicas en la región e inciden en grado variable sobre los rendimientos, de acuerdo con la variedad, con el sistema de producción y con el ambiente. Para muchas de estas enfermedades se implementaron programas de manejo, también de eficacia variable. Sin embargo, se debe tener conciencia de que existen riesgos adicionales en el tema enfermedades, que podrían afectar la estabilidad de la producción.

Temas en esta nota

    Load More