Negocian subsidios al agro

Estados Unidos y la Unión Europea.

Por
12deAgostode2003a las08:13

GINEBRA. EFE.

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) iniciaron una negociación contra reloj en busca de una fórmula que permita destrabar la discusión en torno a los subsidios agrícolas, que amenaza convertir en un nuevo fracaso la próxima cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC), prevista para el próximo mes.

El inicio de las negociaciones entre las dos grandes potencias comerciales fue confirmado ayer por el embajador de la UE ante la OMC, Carlo Trojan. "Representamos la mitad del comercio mundial y somos los mayores subsidiadores, por lo que si conseguimos llegar a una posición común es de suponer que ello facilitará una solución multilateral en Cancún", di jo el diplomático.

El balneario mexicano será sede, entre el 10 y el 14 de setiembre, de una nueva Cumbre Ministerial de la OMC. Pero como ya sucedió en las reuniones de Seattle (1999) y Qatar (2001), el espinoso capítulo agrícola amenaza con trabar el resto de las negociaciones. Es que los países menos desarrollados, entre los que se cuentan la Argentina y sus socios en el Grupo Cairns, exigen a las potencias una fuerte reducción de sus ayudas al agro, como condición previa a la discusión en otros rubros.

Según informó Trojan, para salir del atolladero en que se encuentran los 142 países que componen la OMC, el comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy, y el representante estadounidense de Comercio Exterior, Robert Zoellick, comandan una "intensa" negociación en la búsqueda de una fórmula de compromiso para presentar a los demás miembros de la OMC. La idea es elaborar un texto común que incluya una mayor liberalización en los tres pilares de las negociaciones agrícolas: ayudas internas, subsidios a la exportación y acceso a mercados.

Algo parecido sucedió a principios de los noventa: cuando se desarrollaba la Ronda Uruguay del GATT, las dos grandes potencias conciliaron posiciones en el histórico acuerdo de "Blair House". Los grandes lineamientos de ese pacto se trasladaron luego al resto de los países, pero no incluyeron grandes avances en materia de eliminación de los subsidios reclamada por la Argentina.

Temas en esta nota