Exigen más control de la hacienda

Exportación de carnes

Por
12deAgostode2003a las08:26

 El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dispuso que los establecimientos ganaderos de origen que provean de hacienda a los campos autorizados para remitir bovinos de exportación deberán identificar a los animales con una caravana en la oreja izquierda.

La norma para las explotaciones de cría entrará en vigor sólo a partir de marzo de 2005, pero en el caso de los campos abastecedores de los frigoríficos comenzará a regir desde el viernes, tal como exige la resolución 15/03.

Esta ampliación de los requisitos de identificación responde a una escalada de las exigencias sanitarias por parte la Unión Europea (UE), que es el principal mercado para las carnes argentinas.

En realidad, ese bloque comercial objetó ciertos aspectos de la resolución 15 del Senasa -anterior a la 391- porque, según fuentes europeas, no garantizaba que los animales que se exportan hubiesen nacido y engordado en la Argentina. Cuando reapareció la fiebre aftosa en 2001, el país denunció oficialmente que había ocurrido por el ingreso de animales de contrabando desde Paraguay.

La resolución 391, publicada ayer en el Boletín Oficial, sostiene que todos los establecimientos que quieran proveer de terneros a los campos de invernada deben ser inscriptos por su propietario en el Registro Local de Establecimientos Rurales de Origen.

Para ello, el Senasa exige contar con ciertos atributos legales, como "no ser deudor al organismo y respetar la prohibición de usos de sustancias hormonales", entre otros.

En la industria de la carne crece el temor de que el nuevo esquema de provisión de materia prima, dispuesto por la resolución 15, provoque una caída de la oferta de ganado a partir de la semana próxima. Sucede que los animales tienen que estar caravaneados desde el 1° del mes pasado -40 días antes de la carga-, y, en muchos casos, los productores se atrasaron en la aplicación de caravanas.

"Es un sistema muy complejo que va a ser muy difícil de desarrollar porque no hay motivación económica para inscribirse", comentó un alto directivo de la industria exportadora. El mercado de exportación de carnes sólo representa un 15% del total producido. "Además profundiza el doble estándar cuando en realidad todo animal debería ser apto tanto para el mercado interno como el externo", dijo el directivo.

Franco Varise.

Temas en esta nota

    Load More