Suben los granos y gana la Argentina

La cosecha de EE.UU. será menor y también se estiman pérdidas en Europa. Ayer hubo mejoras de 3 a 5%.

Por
13deAgostode2003a las08:11

POR CADA DOLAR QUE SUBE LA SOJA, INGRESAN 37 MILLONES MAS AL PAIS


Matías Longoni. DE LA REDACCION DE CLARIN.

Los precios de los principales granos que exporta la Argentina, la soja y el maíz, pegaron ayer un salto cuando el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) recortó sorpresivamente los pronósticos sobre la cosecha en su país. La noticia, que provocó subas de entre el 3 y el 5% en el Mercado de Chicago, llegó justo en momentos en que se consolidaba una tendencia a la baja en las cotizaciones de esas materias primas.

En su informe mensual, el USDA fue en contra de todos los analistas privados, que vaticinaban una "súper cosecha" en los Estados Unidos. Para la soja, el organismo redujo su estimación de julio pasado de 78,5 a 77,8 millones de toneladas. Y para el maíz recortó su previsión en nada menos que 5 millones de toneladas, de 260,8 a 255,6 millones de toneladas.

El informe del USDA es el más esperado por el mercado. Por eso, de inmediato Chicago registró subas cercanas al 3% para la soja y superiores al 4,5% para el maíz. Aquí el impacto fue más moderado, con alzas de entre 2 y 3%. Pero el dato no pasó desapercibido, sobre todo porque los precios venían bajando ante la previsión de una magnífica cosecha en EE.UU. Para tener idea de lo que está en juego, por cada dólar que sube la tonelada de soja, la Argentina gana 37 millones.

En Estados Unidos, la cosecha de granos gruesos se realiza entre octubre y noviembre. En estos momentos, los cultivos están en una fase crítica y por esa razón, según estiman los analistas, el USDA prefirió ser cauteloso en sus pronósticos. De todos modos, como la cosecha de soja en Brasil y Argentina también sería muy voluminosa (con 56 y 37 millones de toneladas respectivamente), el panorama de oferta y demanda se presentará el año próximo menos ajustado que en 2003, un ciclo que se caracterizó por altos valores.

En las últimas semanas, la Argentina también se vio favorecida por otra situación ajena: la fuerte sequía que castiga sobre todo a Europa y algo menos a Australia y Canadá está haciendo subir los precios del trigo, que aquí se cosecha en enero. El USDA, en ese sentido, recortó ayer su estimación sobre la cosecha mundial del cereal en 11 millones de toneladas.

Temas en esta nota