Lavagna admite que no hay fondos para obras públicas

Reconoció que este año el presupuesto está muy limitado; sólo se concretarán ciertos proyectos

15deAgostode2003a las09:00

Dijo que es consciente del efecto reactivador de la inversión en infraestructura y prometió mayores obras para 2004.
Confirmó que presentará nuevas medidas contra la evasión impositiva.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, había declarado en la edición mayo-junio de este año de la revista Construcciones, perteneciente a la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), que las obras públicas serían "prioridad uno". Por eso el vicepresidente de esa entidad, Aldo Roggio, aprovechó el almuerzo de ayer de Lavagna con 55 socios de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) para preguntarle por el plan de obras públicas que Néstor Kirchner tanto había prometido en su campaña para acceder a la presidencia. El ministro sinceró que este año el presupuesto presentaba limitaciones para ese programa y sólo se concretarán proyectos puntuales.

Lavagna admitió que algunas obras tenían que hacerse, pero el Gobierno debía recurrir a la cautela para analizarlas, según reprodujeron tres testigos del primer encuentro con AEA desde que se inició la gestión de Kirchner. El titular del Palacio de Hacienda se confesó "consciente" del efecto reactivador que genera la inversión en infraestructura pública dentro de la economía, pero advirtió que no hay fondos suficientes.

El año próximo, en cambio, habrá más proyectos, según Lavagna. "Hay un listado de proyectos en el interior que posiblemente se publiquen para conseguir socios privados en su realización", afirmó el ministro, que llegó al almuerzo en el hotel Hilton a las 13.45 y después de un plato principal de cordero contestó preguntas hasta las 16. Ni él ni sus interlocutores mencionaron tres temas espinosos para ciertos sectores del empresariado: las retenciones a las exportaciones, las tarifas congeladas de los servicios públicos y la falta de ajuste por inflación del impuesto a las ganancias. Antes de la comida, el presidente de AEA y de la alimentaria Arcor, Luis Pagani, fue reelegido presidente de la asociación por tres años más.

Las limitaciones presupuestarias del plan de obras públicas ya habían sido admitidas por su encargado, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en una reunión con la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI). Ayer, los intentos de LA NACION por conocer la opinión de De Vido fueron infructuosos.

Desde que Kirchner llegó al poder, hace dos meses y medio, se anunciaron algunos emprendimientos: la restauración de la Basílica de Luján, la pavimentación de 48 kilómetros de la ruta 158 en Córdoba, el entubamiento del arroyo Galíndez en La Matanza, la construcción de tres líneas eléctricas en la Patagonia, la reparación de diversos caminos y puentes en esta región y la reactivación de las obras en 19.416 hogares del Fondo Nacional de Vivienda (Fonavi).

En noviembre próximo, nuevos concesionarios se harán cargo del mantenimiento de 7954 kilómetros de rutas con peaje y el Estado destinará $ 325 millones anuales para pavimentarlos y mejorarlos. El Gobierno siempre ha dicho que dispone en total de $ 6000 millones para obras en 2003: $ 3500 millones presupuestados, $ 1000 millones de fondos fiduciarios específicos y $ 800 millones de créditos de organismos multilaterales.

Fricciones muy comentadas

Lavagna reconoció ayer públicamente que presentará un segundo paquete de medidas contra la evasión y la elusión de impuestos. Entre las disposiciones en estudio se incluyen mayores controles en el registro de vehículos y viviendas, el freno a la creación de sociedades que emiten facturas falsas y una fiscalización más profunda de los pagos a los exportadores que se esconden en el exterior. Entre los empresarios asistentes, algunos manifestaron su inquietud porque deben competir con firmas que trabajan en negro. Como es hab

Temas en esta nota

    Load More