Fuerte rechazo de la agroindustria a las modificaciones en Ganancias

Sostiene que el proyecto de la AFIP será una nueva retención a las exportaciones

21deAgostode2003a las08:17

Advierte que transformará a la Argentina en un proveedor marginal, menos competitivo y confiable
Agrega que afectará la producción y dañará los mercados de futuro

La modificación en el régimen de cálculo de la base tributaria del impuesto a las ganancias aplicable al sector exportador de granos y subproductos, impulsada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en el contexto de la denominada ley antievasión y que ya tiene media sanción en la Cámara de Diputados, operará como una nueva retención a las exportaciones, denunciaron treinta entidades de la cadena agroindustrial argentina.

Lo hicieron mediante una solicitada dirigida a los legisladores y a la opinión pública y titulada "Un nuevo ataque al agro, bajo el velo de una mejor recaudación, una nueva retención", y que se publica en esta misma edición.

Los firmantes, entre ellos exportadores, proveedores de insumos (semilleros, agroquímicos y fertilizantes), entidades de la producción, bolsas de Comercio y de Cereales, corredores y representantes de la industria aceitera, molinera y de la agroalimentación, entre otros, indican que "la norma, presentada como un mecanismo para combatir la evasión, objetivo que compartimos, implica en realidad, la creación de un valor teórico de imposición al momento del embarque que atenta contra el normal desenvolvimiento de los mercados e introduce una carga adicional que operará como una nueva retención a las exportaciones".

Las entidades que conforman la denominada Cadena Agroindustrial Argentina afirmaron que "esta insólita iniciativa" altera seriamente el proceso de formación de precios en los mercados granarios y agrega un factor de incertidumbre, "adverso a su imprescindible transparencia y eficiencia".

Advertencia

Los firmantes de la solicitada advierten acerca de las siguientes consecuencias:

  • Transformará a la Argentina en un proveedor marginal, menos competitivo y confiable, de mayores costos y menores precios de exportación.
  • Beneficiará a otros países productores, competidores de la Argentina, en detrimento de nuestros agricultores.
  • Tendrá consecuencias negativas sobre los precios, el crédito al campo, las economías del interior y la capacidad contributiva del sector.
  • Afectará a la producción, principalmente en las áreas que mayor expansión han tenido en los últimos años (por ejemplo, en las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Chaco, Formosa, Santiago del Estero, San Luis y La Pampa).
  • Dañará seriamente a los mercados de futuro. Para la Cadena Agroindustrial Argentina "el resultado final no será otro que golpear al productor en su ingreso por tonelada, lo que seguramente atentará contra la inversión en tecnología y el crecimiento del sector, principal fuente de divisas y motor de la actividad económica". Por otra parte, el texto añade que la iniciativa aprobada por la Cámara baja en el marco del paquete antievasión que impulsa el Ejecutivo "no contribuirá a combatir los bolsones de evasión, ya que nada aporta al control del posible comercio ilegal en determinadas zonas del país". La iniciativa Como se informó, las modificaciones introducidas por la AFIP en el impuesto a las ganancias buscan erradicar maniobras de triangulación que involucren a empresas fantasmas. Son siete los artículos que se modifican en la ley de impuesto a las ganancias de 1997. Entre ellos, quizás el más cuestionado es el segundo, que introduce normas para evitar operaciones trianguladas con comercializadores fantasmas, situados en muchos casos en paraísos fiscales. Ayer por la mañana se realizó sin éxito una reunión entre técnicos del organismo recaudador y de las entidades agroalimentarias y agroindustriales. Al cierre de esta edición tampoco había novedade

Temas en esta nota