Rechazo europeo a la propuesta agrícola de países en desarrollo

Es una repetición de posiciones conocidas, dijeron en la UE

Por
21deAgostode2003a las08:39

GINEBRA.- La Unión Europea (UE) recibió con frialdad la contraoferta presentada por la Argentina, Brasil, India, China, México y otras naciones en desarrollo para favorecer la liberalización del comercio agrícola en el contexto de las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"No hay nada nuevo en esto", dijo el negociador jefe de la UE, Peter Carl. "Es una repetición de posiciones conocidas", añadió.

La propuesta, suscripta también por Sudáfrica, Tailandia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Paraguay y Perú, reclama que la eliminación de todos los subsidios a la exportación comience por los que afectan más negativamente a los países en desarrollo, en plazos por negociar.

Esa exigencia contrasta con la de Washington y Bruselas, que proponía eliminar en paralelo subsidios y créditos a la exportación sólo en determinados sectores, y reducir simplemente los demás.

En el capítulo de los apoyos internos, la nueva propuesta exige reducir sustancialmente las distintas modalidades de ayudas al sector, que prodigan los países desarrollados, incluidos las consideradas hasta ahora como mínimamente distorsionantes del comercio. Así se propone por primera vez eliminar la llamada "caja azul", defendida por europeos y estadounidenses, que incluye los pagos directos a los agricultores en el contexto de programas de recortes de producción, que no están sometidos actualmente a compromisos de reducción.

También se pondría un tope a los subsidios incluidos en la llamada "caja verde", ahora autorizados, ya que se considera que tienen un impacto mínimo sobre el comercio, pero de los que recelan los países en desarrollo porque podría abusarse de ellos con fines proteccionistas.

Se trata, por ejemplo, de las ayudas a los agricultores en caso de desastre, los gastos en infraestructuras, así como los programas de defensa del medio ambiente o de control de enfermedades. En el capítulo de acceso a mercados, la iniciativa respalda la fórmula mixta de Washington y Bruselas, que combina recortes drásticos de aranceles con otros mucho más moderados, según los sectores.

Sin embargo, limita al mismo tiempo la flexibilidad que quieren reservarse los países ricos para proteger sus productos más sensibles con salvaguardias especiales (imposición de derechos de aduana adicionales).

Trabas

Las dificultades para lograr un consenso en la liberalización del comercio agrícola se convirtieron en el obstáculo más importante para avanzar en un acuerdo global para la llamada Ronda de Doha, que el mes próximo se realizará en Cancún, México, con los 146 países que integran la OMC, que debería definir los alcances que tendrá la reducción de subsidios y aranceles en todos los sectores comerciales.

Los países más desarrollados, en especial los que integran la Unión Europea y Japón, son los que ponen más reparos a desmantelar las barreras proteccionistas.

Agencias EFE y Reuters

Temas en esta nota

    Load More