Continúa trabado el comercio de porotos

Venezuela aún no reanudó las compras a la Argentina

Por
25deAgostode2003a las08:13
Columnista de Ambito Financiero

A pesar de las optimistas informaciones emitidas tanto por autoridades argentinas como venezolanas sobre la normalización por parte de ese país de las compras de porotos negros a nuestro país, las mismas no son compatibles con la realidad dado que, por el contrario, la situación es cada vez peor.

Resulta llamativo y poco explicable que, mientras Venezuela restringió en forma notoria y con instrumentos paraarancelarios las compras de poroto negro argentino durante este año, ahora sea la prenda de negociación actual. Es decir, lo que se ofrece negociar es lo que... la Argentina ya tenía... Dicho en otras palabras, se pretende disfrazar de avance, lo que sería, en el mejor de los casos, volver al punto de hace unos meses.

Pero lo más grave es que las autoridades venezolanas de una manera u otra continúan trabando el ingreso de porotos negros argentinos y, a pesar de los esfuerzos de nuestra Cancillería, se reciben mensajes con altisonantes votos para la integración pero nulas medidas de aplicación.

Venezuela, que ha sido el principal importador de porotos negros de la Argentina en los últimos años, está efectuando sus compras por dos canales diferentes:

1. - A través de un organismo gubernamental (CASA) que durante el año 2003 compró la importante cantidad de 48.000 toneladas pero la totalidad fue comprada a China tanto a través de Cuba como directamente a ese origen.

2. - Las compras de los importadores privados venezolanos que siempre han elegido el poroto negro argentino por razones de calidad y a quienes ahora se les exige de manera claramente paraarancelaria un nuevo documento llamado «certificado fitosanitario» y que debe ser aprobado por el Ministerio de Agricultura de ese país previo al embarque y cuya emisión está siendo regulado y reiterativamente rechazado - bloqueado-, demorado o simplemente ignorado.

El resultado de todo lo anterior es simplemente -o lamentablemente- una cuestión estadística que claramente muestra que, mientras el promedio de ventas de porotos negros argentinos a Venezuela en los últimos cinco años fue de 50.000 toneladas anuales con picos de 70.000, durante este año se han exportado aproximadamente 3.000 toneladas. Es obvio que en algunas ocasiones los números son más contundentes que las declaraciones oficiales y esta situación confirma la regla.

• Consecuencias

Las consecuencias de esta política restrictiva de Venezuela son lamentables y también se expresan en números precisos: el año pasado, la Argentina exportó aproximadamente 150.000 toneladas de porotos negros. Si este año se solucionaran estos problemas quizás se lleguen a exportar... 50.000 toneladas (es decir sólo un tercio de las temporadas anteriores).

Las consecuencias no son menores ya que esta caída en la producción y exportación motivada principalmente por la actitud del gobierno venezolano hacia el poroto negro argentino, provocó en una primera temporada la pérdida de más de 5.000 puestos de trabajo en la zona de producción del NOA, donde el poroto es una de las principales economías regionales y una de las pocas fuentes masivas de trabajo que fomentan el arraigo del hombre con su entorno, evitando las consecuencias dolorosas de las migraciones a los centros urbanos.

Hacemos votos para que el gobierno de la Nación, encuentre la vía de resolver esta situación de manera que Venezuela ponga en vigencia, de forma clara y concreta, lo que hasta ahora sólo menciona en los medios.

(*) Presidente de la Cámara de Legumbres de la República Argentina (CLERA)

Temas en esta nota