Organizaciones del agro, a favor de usar el "bisturí" en el Senasa

Los titulares de tres organizaciones representativas del quehacer agropecuario coincidieron casi unánimemente ayer al ser consultados desde este diario por la situación que atraviesa el Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), en que la gestión de Bernardo Cané al frente del organismo cumplió con su objetivo, aunque debe avanzarse en su reestructuración, para ganar transparencia y recuperar el prestigio perdido.

26deAgostode2003a las08:30
Los titulares de tres organizaciones representativas del quehacer agropecuario coincidieron casi unánimemente ayer al ser consultados desde este diario por la situación que atraviesa el Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), en que la gestión de Bernardo Cané al frente del organismo cumplió con su objetivo, aunque debe avanzarse en su reestructuración, para ganar transparencia y recuperar el prestigio perdido.

Luciano Miguens, presidente de la Sociedad Rural Argentina, Manuel Cabanellas (Confederaciones Rurales Argentinas) y Manuel Llambías (Confederaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa- CARBAP) manifestaron su apoyo a la intención oficial de corregir viejos vicios del organismo y mejorar su funcionamiento.

"Disentimos con Cané en su visión negativa sobre el Consejo de Administración, personalmente formé parte de él y creo que es muy útil. Nadie mejor que los productores para observar cómo se manejan los fondos del organismo", dijo ayer Luciano Miguens.

El titular de la SRA sostuvo que el proyecto de reformulación del Senasa, en el que se incluyen las facultades que se asignarán al nuevo Consejo se comenzó a conocer durante el gobierno provisional de Eduardo Duhalde, aunque nunca antes se había llegado a estas instancias.

El Consejo de Administración estaría integrado por las entidades de la producción y la industria de agroalimentos y tendría por principal función velar por la transparencia en el manejo de los fondos del organismo.

"Le reconozco muchos méritos a Cané durante las campañas antiaftosa, pero creo que el organismo no puede seguir como hasta ahora: sin fondos, con locales cerrados, sin teléfono y sin medios para diseñar una política sanitaria adecuada", finalizó Miguens.

Desde CARBAP, Mario Llambías aclaró como los demás dirigentes que "no habían sido consultados" sobre las reformas propuestas, aunque manifestó que su sector aprueba la descentralización y la devolución del funciones al Consejo de Administración.

"Nos parece que es hora de que nuestro sector asuma algunas responsabilidades. Estamos de acuerdo con que el Senasa debe ser un organismo técnico, pero tenemos dudas de que pueda implementar políticas, controlar, aplicar sanciones y cobrar las multas. Me parece que esa gestión le corresponde a otro organismo", manifestó ayer Llambías.

"Creo que si existe alguna fundación que hace mal uso de los fondos que recauda, debe ser denunciada e investigada. Los fondos son de los productores agropecuarios y nadie mejor que ellos para administrarlos. Me parece que se trata de un argumento más gremial que real", respondió Llambías cuando se le mencionó que desde el organismo tampoco se ahorraban críticas hacia algunas fundaciones.

Llambías sostuvo que el decreto que se encuentra a firma del presidente Kirchner, devuelve al Senasa mayor margen de maniobra, después que una medida similar adoptada por Fernando De la Rúa en medio de la crisis de la aftosa otorgara a Bernardo Cané poderes extraordinarios.

"En aquel momento, con la aftosa por todos lados y un país en llamas, la medida fue acertada, pero este tiempo ya pasó y hay que ir hacia un Senasa moderno, más ordenado y apuntado a la exportación".

Por su parte, desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Manuel Cabanellas reiteró que su sector reconoce la gestión llevada adelante por Cané, en la lucha contra la aftosa, pero considera que

Temas en esta nota

    Load More