La reactivación llegó a los supermercados y shoppings

Después de 28 meses de bajas, en julio se recuperaron las ventas de las cadenas minoristas

27deAgostode2003a las08:10

Tuvieron que pasar 28 meses y seis presidentes para que los supermercados volvieran a mostrar una suba interanual en sus ventas. En julio pasado, el volumen de ventas registró un incremento de un 1,3% en relación con el mismo mes de 2002, lo que constituye una señal de que la reactivación llegó al consumo masivo de alimentos y bebidas.

Los datos corresponden a la medición que mensualmente realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y para encontrar otro mes con un resultado positivo en las ventas de supermercados hay que retroceder hasta marzo de 2001. Ese mes, en el que con apenas unas semanas de diferencia renunciaron los ministros de Economía José Luis Machinea y Ricardo López Murphy y asumió Domingo Cavallo, el índice había registrado una suba de un 0,3 por ciento.

El mes pasado también mostró un repunte en las ventas desestacionalizadas en relación con el período anterior, aunque en este caso la suba de un 1,3% fue la cuarta consecutiva en el año.

"El resultado positivo de un 1,3% es modesto, pero puede ser el comienzo de una tendencia positiva, después de una serie tan negativa", destacó Mabel de Risio, directora de la encuesta del Indec.

La venta de los supermercados es considerada uno de los mejores índices para seguir la evolución del consumo, ya que el Indec mide, entre otros puntos, los volúmenes físicos que comercializan las grandes cadenas, sin incluir el efecto inflación.

Cuando la cotización del dólar se disparó por encima de 2,5 pesos, en abril de 2002, las ventas de los supermercados se derrumbaron un 27,6% y la caída se mantuvo en torno del 30% hasta febrero de este año, cuando iniciaron un lento repunte, aunque en julio por primera vez mostraron un porcentaje positivo.

En el Indec destacaron el papel favorable que volvieron a jugar las promociones y ofertas de los supermercados en la recuperación del sector, y destacaron que el incremento en las ventas fue por la desaceleración, primero, y la deflación, después, de los precios. En julio, el descenso fue de un 0,1%, lo que se suma a las caídas de 0,4% de abril, 0,8% de mayo y 1,8% de junio.

Consolidación

La reactivación en las ventas de los supermercados fue acompañada por un importante repunte en los shopping centers que, según los datos del Indec, en el último mes registraron una suba interanual de un 21,3 por ciento. En julio también se produjo un alza en la medición contra junio de un 5,4%, que representa la mayor suba mensual desde mayo de 2002.

"Las ventas en los centros comerciales se venían recuperando mucho más rápido que en los supermercados, aunque la suba de julio fue la segunda más alta de los últimos doce meses", destacó De Risio.

El turismo extranjero

En el caso de los centros comerciales, la recuperación de las ventas llegó de la mano de la irrupción del turismo extranjero, especialmente de los países limítrofes, que buscaba aprovechar las ventajas del tipo de cambio alto que tiene la Argentina. Por esta razón, el sector venía exhibiendo números positivos desde fines de 2002, mucho antes de que el consumo local mostrara las primeras señales de reactivación.

Los datos oficiales coinciden con las estimaciones de las consultoras privadas que monitorean mensualmente la evolución del consumo.

"Hay una reactivación del consumo, que es más notoria en el caso de los supermercados, porque están recuperando parte de los clientes que habían perdido a manos de los negocios tradicionales", sostuvo José Luis Grandi, titular de la firma Home Research.

En la consultora ACNielsen también destacaron que en el bimestre julio-agosto el consumo de la canasta básica registró una suba de un 9 por ciento en relación con el mismo período de 2002.

"Ya durante los primeros meses de este año habíamos a

Temas en esta nota