Prevén menos crecimiento y más inflación para 2004

Mientras esperan la respuesta del FMI al borrador del acuerdo, el Gobierno termina de delinear los ejes centrales de la economía del próximo año: prevé una inflación de 7% y un crecimiento económico de 5% anual.

Por
27deAgostode2003a las08:39

Annabella Quiroga. DE LA REDACCION DE CLARIN.

Mientras esperan la respuesta del FMI al borrador del acuerdo, el Gobierno termina de delinear los ejes centrales de la economía del próximo año: prevé una inflación de 7% y un crecimiento económico de 5% anual. Esto implica que en 2004 se crecerá menos que el 6% estimado para este año y que la inflación será mayor que el 5% proyectado para el ejercicio presente.

La negociación con el FMI para alcanzar un acuerdo a tres años incluye a las variables económicas del año próximo. Estas proyecciones están basadas en el proyecto del Presupuesto 2004, que el Ejecutivo deberá remitir al Congreso antes del 15 de setiembre, como marca la ley. Todos estos lineamientos están elaborados sobre la hipótesis de que Argentina llegará a un acuerdo con el FMI que permitirá reprogramar los vencimientos con el organismo, y a su vez con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Según pudo averiguar Clarín, las proyecciones de Hacienda indican que la recaudación podría crecer cerca del 10% en el 2004, sobre los 70.000 millones de pesos que ingresarán de este año. Esto se producirá por dos vías: el crecimiento de la economía y el combate contra la evasión. En esta línea las medidas antievasión que se están discutiendo en el Congreso aportarían unos 2.000 millones al año.

Con este aumento de los recursos, el gobierno prevé incrementar en 3.000 millones los planes de asistencia social. Este año el Plan Jefes y Jefas de Hogar y el programa de asistencia para mayores de 70 años en situación de pobreza demandarán 5.000 millones de pesos. Así, la suba de la recaudación permitirá aumentar un 60% la partida presupuestaria para los planes sociales. En contrapartida, no está previsto que haya aumentos salariales para los estatales. En el escenario para el año próximo se prevé un dólar a 2,80 pesos, una inflación del 7%, mientras que la economía crecerá el 5% anual.

Tanto para el FMI como para el presupuesto del año próximo la variable fundamental es el nivel de ahorro fiscal. La propuesta de Economía es que este ahorro sea equivalente al 3% del PBI. En realidad, este nivel de superávit se alcanzaría con un ahorro del 2,5% por parte de la Nación al que se suma un superávit del 0,5% del conjunto de las provincias.

Hasta ahora, el FMI sigue presionando para que el nivel de ahorro sea superior al 3% del PBI, y de este modo el país cuente con más recursos para pagar la deuda. La ecuación del Fondo es que a más fondos disponibles menor será la quita que sufrirán los acreedores.

La ecuación del Gobierno es otra: un mayor ahorro implicaría más ajuste. Y a más ajuste, menos recursos para apuntalar la reactivación. Así, el planteo de Economía es que el pago de la deuda debe atarse al crecimiento y no a una profundización del ajuste. A pocos días del vencimiento de 2.900 millones de dólares del 9 de setiembre, en el Palacio de Hacienda aún esperan las observaciones del FMI al borrador del acuerdo que se envío a Washington hace 10 días. Cuando llegue ese texto y se sepa finalmente si el Fondo acepta el superávit del 3%, se abrirá la última etapa de la negociación.

Temas en esta nota