Se recuperarían las 20 mil toneladas de la "cuota americana"

Una misión conjunta de Estados Unidos y Canadá arribará en octubre a nuestro país para inspeccionar el sistema sanitario, con vista a la compra de carnes frescas bovinas.

29deAgostode2003a las08:59

Una misión conjunta de Estados Unidos y Canadá arribará en octubre a nuestro país para inspeccionar el sistema sanitario, con vista a la compra de carnes frescas bovinas. Si las auditorías resultaran positivas, la reapertura del mercado norteamericano se estaría concretando en octubre de 2004.

Según lo informó la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya), una misión de Estados Unidos y Canadá llegará el 6 de octubre próximo a nuestro país para inspeccionar el sistema sanitario local con vista a la reapertura de sus mercados para las carnes frescas bovinas argentinas.

Asimismo, se dio a conocer que otra misión, en este caso exclusivamente de expertos estadounidenses, visitará el país entre el 10 de octubre y el 14 de noviembre para auditar los mecanismos de control sanitarios sobre los despachos de carnes cocidas (termoprocesadas) hacia ese destino.

DETERMINACIONES. Ambas decisiones fueron comunicadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, su sigla en inglés) al consejero agrícola argentino en Washington, José Molina, quien inmediatamente transmitió la novedad a la Sagpya y al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

El viaje de ambas misiones a la Argentina estaba previsto desde hace varios meses, pero la determinación del USDA, que puso ahora fecha a las visitas, se conoce recién a pocos días de la renuncia del ex titular del Senasa, Bernardo Cané.

Consultados sobre el significado de la coincidencia, los voceros de la Sagpya declinaron formular comentarios.

Por su parte, el consejero Molina explicó —en diálogo telefónico con Télam desde la capital estadounidense—, que la primera de las misiones encargada de controlar la salud de los rodeos estará integrada por funcionarios del Aphis (Animal and Plans Helth Inspección Sistem) dependiente del USDA y equivalente del Senasa local.

RECUPERAR LA CONFIANZA. En cambio, la segunda misión —del 10 de octubre al 14 de noviembre— corresponde a inspectores del FSIS (Food Safety Inspeccion Service), también dependiente del USDA, aunque responsables de proteger la salud de los consumidores y por lo tanto atentos al rastreo de enfermedades de los animales transmisibles a los humanos.

Esta última dependencia es la que en junio pasado suspendió al Senasa la autorización para habilitar nuevas plantas para procesar carnes cocidas con destino a los Estados Unidos por falta de confianza en los sistemas de control del organismo sanitario argentino.

Molina destacó que ambas visitas son importantes, pues la primera, conjunta con los sanitaristas canadienses, está vinculada con la posibilidad de reabrir para las carnes bovinas frescas argentinas los mercados que mantienen cerrados desde marzo de 2001, cuando estalló la crisis de la aftosa en el país.

PROCESO. El funcionario estimó que tras la primera inspección, “en la cual se califica el nivel de riesgo de que a través de las carnes argentinas pueda ingresar el virus de aftosa a los mercados de destino, el proceso de autorización de importaciones demandará aproximadamente un año calendario”.

Es decir que si las auditorías resultaran positivas para el país, la reapertura del mercado estadounidense recién se estaría concretando en octubre de 2004.

Se trataría, en principio, de recuperar las 20 mil toneladas de la “cuota americana” que el USDA había autorizado en 1994 al finalizar las discusiones de Ronda Uruguay.

Aunque “ahora, en el marco de las discusiones del ALCA (Asociación de Libre Comercio de América) y de la OMC (Organización Mundial de Comercio), podría pensarse en una ampliación de esos volúmenes”, apuntó

Temas en esta nota

    Load More