Inactividad en las exportaciones de granos

A pesar de que se conocieron algunos negocios realizados en la última semana, en el mercado se toma prácticamente a estos como ajustes de cifras anteriores, con aumentos de tonelajes pero de acuerdos ya realizados.

Por
12deSeptiembrede2003a las09:44

A pesar de que se conocieron algunos negocios realizados en la última semana, en el mercado se toma prácticamente a estos como ajustes de cifras anteriores, con aumentos de tonelajes pero de acuerdos ya realizados. Así es como en el maíz se conocieron datos sobre ARGELIA aumentando las compras en 10.000 toneladas, CHILE con 30.000 toneladas, ESPAÑA con 40.000 toneladas y MARRUECOS con 30.000 toneladas. Por Alejandro Ramirez- Analista Agropecuario.En estos casos, las entregas están previstas hacerlas enseguida y sobre los puertos del Río Paraná (Rosario, San Martín, Riccardone, etc). En el caso del trigo, vemos que BRASIL concreta negocios por 130.000 toneladas, también con entrega enseguida, pero con carga desde los puertos bonaerenses de Necochea y Bahía Blanca.

En relación a los valores, no se han podido conocer a ciencia cierta a que precios se cerraron los contratos, pero en ambos casos -el trigo y el maíz- los operadores de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, estimaban que los precios serían coincidentes a los valores pagados en la actualidad por la exportación en el mercado doméstico (mercado FAS) en los puertos argentinos.

Mucho se habla del aletargamiento de las exportaciones granarias nacionales, y por lo general se le hecha la culpa de esto a los productores agropecuarios, que retienen el cereal y por ende hacen mucho más dificultoso el accionar de los exportadores. Pero esta vez, deberíamos destacar que la "inactividad" que se presenta por estos días, está más originada por los propios exportadores que por los vendedores.

Y muchos opinan que la decisión que han tomado las firmas exportadores de no comprar ni vender, se debe a una clara demostración al gobierno nacional de la importancia y el protagonismo que tienen en el comercio granario nacional. Y esta reacción es generada por el consabido tema de los cambios que se intentan imponer en relación al cobro del impuesto a las ganancias.

Recordemos que las autoridades de la AFIP pretenden calcular dicho impuesto a los valores que tengan los granos en el momento en que se realizan los embarques y no -como se calcula ahora- en el momento en que el exportador declara el negocio. De esta forma, según los dichos de los exportadores- se puede llegar a generar un perjuicio -por diferencias de precios- que tendrían que pagar las empresas que exportan.

Lógicamente, (y ya lo tienen todos bien en claro) ese perjuicio será automáticamente trasladado a los productores a través de una disminución de los precios. Así es como se está generando esta "inactividad" exportadora en el rubro granos. Por un lado están los exportadores que no quieren comprar y por el otro están los productores -excesivamente cómodos- que no quieren vender. "¿Sabés que poco nos cuesta cerrar nuestra filial en Argentina y seguir vendiendo granos desde cualquier otra parte del mundo?...comentaba con sarcasmo un gerente de una importante exportadora en rueda de operadores del Mercado a Término de Buenos Aires.

Y esta sensación de intranquilidad al futuro, es exactamente la que se está viviendo por estos días en los escritorios de los operadores de granos argentinos. Ya que nadie sabe a ciencia cierta como terminará esta tirante situación entre el gobierno y los exportadores. Muchos opinan que la sangre no llegará al río y que se está cerca de un acuerdo Salomónico. Pero hay que co

Temas en esta nota