Trigo: más pérdidas por caída en rindes

Lucro cesante de u$s 130 millones anuales por enfermedades que afectan cereal.

Por
15deSeptiembrede2003a las08:17

Por Nanette Giovaneli
columnista de Ámbito Financiero


Mar del Plata (especial) - Las enfermedades en trigo ocasionan pérdidas de alrededor de 10 por ciento en la producción nacional-. Esta fue una de las principales conclusiones a las que arribaron analistas y expertos del sector durante el 1º Congreso Técnico para un Cultivo sano de Trigo organizado por Bayer CropScience.

Según un estudio realizado por el INTA Pergamino, se pierden 1.300.000 toneladas de trigo al año, es decir, unos 130 millones de dólares. El encuentro se hizo con el fin de capacitar a ingenieros agrónomos, ya que «hay muchísima información que no se conoce ni se difunde», indicó Jorge Barrionuevo, jefe de mercado de trigo, maní y soja de Bayer.

•Enfermedades

«Durante los últimos 3 años, los rendimientos registraron un movimiento descendente e, incluso, muchos productores evaluaron abandonar el cultivo, especialmente en el norte de Buenos Aires y en el sur de Santa Fe, por la presencia de enfermedades», sostuvo Jorge González Montaner, de la Asociación Argentina de Consorcios de Experimentación Agrícola (AACREA). Asimismo, indicó que el calentamiento global, que acarrea temperaturas más altas, perjudica a los cultivos de trigo y beneficia a los de soja.

Por su parte, el consultor Fernando Rojas Panelo aseguró que en las zonas menos productivas hay que lograr calidad y en las de más producción se deberían alcanzar más rendimientos.

En diálogo con Ambito Financiero, Rojas Panello indicó que todo depende del mercado y, en este sentido, estimó que «los precios se van a mantener firmes, debido a los escasos stocks mundiales».

•Calidad

Asimismo, el experto aseguró que en el mercado de trigo «se tiende a la calidad» y añadió que «la Argentina debe separar las calidades porque en el mundo se van a crear nichos especiales en este aspecto».

«Proteger la espiga permite obtener un mejor rendimiento y mayor calidad», dijo el gerente de Desarrollo de Bayer, Earle Gastaldi.

El ejecutivo explicó que aproximadamente 30 por ciento de los 6 millones de hectáreas sembradas con trigo en todo el país es tratado con fungicidas, herbicidas y curasemillas.

En el encuentro, Eduardo Fernández Palma (Aapresid) afirmó que la «aplicación racional de fungicidas es la herramienta válida para maximizar el rendimiento y la renta», además de la elección de la semilla, la aplicación eficiente de curasemillas, la rotación de los cultivos, la nutrición adecuada, el monitoreo periódico de enfermedades y la aplicación eficiente de los productos.

En tanto, Juan Annone (INTA Pergamino) señaló la necesidad de utilizar la resistencia genética y el uso de fungicidas para limitar el desarrollo de las principales enfermedades foliares, como roya de hoja, septoriosis y mancha amarilla, y el control químico para disminuir las pérdidas por fusiarioris.

Por su parte, Horacio Bariffi del INTA Balcarce señaló la importancia de la toma de decisiones como la elección del cultivar (monocultivo), agroquímico o práctica cultural para evitar grandes desequilibrios.

Temas en esta nota