Impactó el informe del USDA y marca tendencia

El mercado se enteró, final mente, el jueves 11 de la información que estuvo aguardando impacientemente durante semanas: las cifras de producción del USDA.

15deSeptiembrede2003a las08:35

Por Ricardo Baccarín
columnista de Ámbito Financiero


El mercado se enteró, final mente, el jueves 11 de la información que estuvo aguardando impacientemente durante semanas: las cifras de producción del USDA. El informe conmocionó a los operadores en dos sentidos; por un lado, una cifra de producción de soja estadounidense que nadie esperaba tan baja y, por el otro, una estimación de maíz bastante superior a la aguardada.

El USDA estima que los EE.UU. obtendrán una campaña de soja de 71,9 mill./t, prácticamente seis millones menos que lo ponderado el mes anterior y sumamente distante de los 83 millones con los que se soñaba al inicio de esta temporada.

•Existencias

Una cifra de producción como ésta comprometerá nuevamente el monto de las existencias finales norteamericanas y generará en el mundo una fuerte dependencia de las próximas disponibilidades sudamericanas, en proceso de implantación.

No resulta siempre habitual encontrarse, en términos objetivos, con un informe tan constructivo como el revelado por el USDA esta semana para soja. Las existencias finales de este producto a nivel mundial decrecen un significativo 11% con respecto a lo reportado en agosto. Para nuestro país, el USDA mantuvo su proyección de 37 mill./t para la próxima campaña 2003/''04. En maíz, los EE.UU. producirán en esta temporada 252,6 mill./t, tres millones por debajo de lo informado durante agosto por el departamento, aunque bastante por encima de la cifra de 249 millones que los operadores estaban preparados para escuchar.

Los stocks finales de los EE.UU. fueron recortados en la misma proporción que la cifra de producción.

Las existencias finales de maíz en el mundo siguen comprometidas en relación con el uso total proyectado, en un nivel de 74,3 millones de toneladas, 6% por debajo del informe de setiembre.

El USDA mantuvo sin cambios su estimación para la Argentina en 16 mill./t. En trigo, nunca hay cambios en la producción de los EE.UU. este mes, aunque hubo, sí, un ligero retroceso en el consumo proyectado en esta campaña. La cosecha mundial de trigo fue recortada en 1,5 millón de toneladas este mes, con un recorte de un millón de toneladas en las proyecciones para Canadá y nuestro país.

El USDA estima ahora una cosecha en la Argentina de 13,5 mill./t. También la UE vuelve a sufrir una caída productiva de 2 mill./t, con una nueva estimación de 92,5 millones.

Durante esta semana, el Departamento de Agricultura de los EE.UU. volvió a recortar el estado de los cultivos de verano por décima vez consecutiva. Estos datos surgen del relevamiento al 7 de setiembre, no contemplado en el reciente informe de producción, que tomó el estado de los cultivos al último día del mes de agosto. Esta acotación resulta útil pues, en las últimas dos semanas, los cultivos de verano de los EE.UU. sufrieron un marcado deterioro que podría reflejarse nuevamente en el próximo informe de octubre.

La soja «buena a excelente» vuelve a caer dos puntos porcentuales y alcanza ahora 43%. También declina dos puntos el maíz y los cultivos en esta situación alcanzan 44%. Los estados productores de Iowa, Nebraska, Minnesota y Dakota del Sur registraron un retroceso importante en las condiciones de sus cultivos, de la semana anterior a ésta.

Superado este importante informe, el mercado no dudará en concentrase en el próximo. Decimos esto, porque la dirección del cambio en el informe de setiembre a octubre es un indicador más fidedigno del tamaño final de la campaña de los EE.UU., que la dirección del cambio de agosto a setiembre. Estadísticamente, desde el año 1963 hubo 9 temporadas en las que las cifras de producción de soja norteamericana en setiembre declin

Temas en esta nota