Por la falta de lluvias otoñales, se espera una trilla de trigo menor a la de 2002

Sigue el conflicto en Alpargatas.

Por
16deSeptiembrede2003a las08:01

La actual escasez de agua no afecta demasiado los rendimientos del grano, según especialistas.

“Es normal que no llueva mucho en esta época del año, así que la situación no está afectando a los cultivos de trigo. Pero igualmente hubiera ayudado un aporte hídrico”, señaló el jefe de la sección Granos de la Estación Experimental, Mario Devani.

Dejó en claro que la actual campaña triguera tucumana se inició con la certeza de que los rindes iban a ser inferiores a los del año pasado. “El trigo se hace con las lluvias de marzo y abril, y este año se comenzó la campaña con bajos niveles de humedad. Sabíamos que el proceso no iba a ser muy bueno”, apuntó. Devani calcula que este año se habrían sembrado unas 130.000 hectáreas con trigo, lo que se traduciría en una producción estimada en 150.000 toneladas del grano. El año pasado el área cultivada alcanzó las 180.000 hectáreas con un total de 270.000 toneladas obtenidas, según datos privados.

Las campañas de verano

“A pesar de que las lluvias otoñales no fueron lo que se esperaba, hay que decir que el trigo se encuentra en bastante buen estado”, remarcó Devani. El especialista hizo hincapié en que los bajos niveles de humedad que se registran en los suelos tucumanos no necesariamente afectarán la siembra de soja y de maíz. “Estos granos se hacen con las lluvias que se producen a partir de mediados de octubre. Si las precipitaciones son buenas, se recompone toda la situación”, apuntó. Sin embargo, admitió que si los registros hídricos no son del todo satisfactorios, precisamente el mal estado de los campos llevaría a que se agrave la situación.

En el orden nacional, la superficie cultivada con trigo alcanzó las 5,78 millones de hectáreas al terminar la siembra para la campaña 2003/2004, lo que representó una disminución del 3,6% respecto a la temporada anterior, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. La sequía en La Pampa, en el sudoeste de Buenos Aires y en las provincias norteñas determinó el abandono de numerosas siembras planificadas, indicó la entidad.

Se suspendió una audiencia de conciliación

CONCEPCION.- La viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, suspendió hasta nuevo aviso la audiencia prevista para ayer en la que se debía resolver el conflicto laboral de la empresa Alpargatas. Rial tomó esa decisión luego de recibir un oficio por parte de la jueza de la I Nominación de Conciliación y Trámite Laboral de Concepción, Guadalupe Aiquel, por la que se pide que de la reunión también participen los operarios patrocinados por la abogada María González Mestre. Ahora la asesoría legal del Ministerio de Trabajo estudiará el caso antes de determinar la nueva fecha de la audiencia para definir el futuro de los 360 obreros suspendidos por la firma ubicada en Aguilares. El asesor legal de la Asociación Obrera Textil, Luis Salado, cuestionó el planteo que hizo González Mestre. “Esto demora la definición del conflicto y perjudica a los trabajadores”, dijo.“El Ministerio tomó la decisión correcta, ya que no avalará convenio alguno que no alcance a la totalidad de los obreros”, indicó, por su parte, González Mestre. (C)

Temas en esta nota