Argentina pide hoy más plazos y una fuerte quita en la deuda

Lavagna anuncia la oferta para renegociar US$ 103.000 millones que están en default. Buscará abonar menos intereses y estirar hasta 30 años los vencimientos. Durante 3 años no se harían pagos.

Por
22deSeptiembrede2003a las08:12

Marcelo Bonelli. .
mbonelli@clarin.com

Argentina anunciará hoy a la comunidad internacional que está dispuesta a volver a pagar su deuda externa. Pero para eso reclamará dos cosas: una fuerte quita en el valor de algunos bonos y el estiramiento por varias décadas de los plazos para cumplir con esos pagos.

Según confirmó Clarín, la quita que exige la Argentina no se definirá, pero se anunciará hoy que tendría que ubicarse entre el 65% y el 80% del valor presente de los títulos, aunque el capital de la deuda no se achicaría en la misma proporción.

Los plazos de pago se estirarán en hasta 30 años y algunos bonos que se ofrecerán a los acreedores podrían llegar hasta los 35 años.

También, Argentina pedirá tres años de gracia, período en el cual no abonaría los compromisos con los acreedores privados. Lo único que el Gobierno pagaría en esos tres años serían los intereses al FMI, el Banco Mundial y el BID. Igual, Argentina está dispuesta a ofrecer unos 700 millones de dólares "cash" a los acreedores cuando termine la negociación. Eso sería en junio del 2004.

Así lo anunciará el ministro Roberto Lavagna durante una exposición en Dubai, en la que aclarará que la deuda que entrará en la negociación es de 103.000 millones de dólares, es decir, las obligaciones que ingresaron en default desde diciembre del 2001.

Esa cifra incluirá 17.000 millones de dólares de las AFJP que operan en la Argentina y otros 14.000 millones de dólares de intereses que el país no canceló durante los últimos 22 meses.

Los términos de la propuesta son herméticos, pero Clarín los confirmó en calificadas fuentes del Palacio de Hacienda y de la Casa Rosada. La propuesta fue ultimada por el propio Néstor Kirchner en dos reuniones que tuvo la semana pasada con Lavagna, el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

Fernández hará el anuncio en Buenos Aires, a la misma hora en que se lo transmitirá Lavagna a los acreedores en Dubai. Esto ocurrirá sobre las 9 de la mañana en la Casa Rosada, adonde fueron convocados dirigentes políticos y los jefes de los bloques del Congreso. La propuesta completa —que confirma en términos generales los anticipos de Clarín— incluirá las siguientes pautas:

>Argentina dirá que para retomar los pagos de la deuda, y dado su acuerdo con el FMI, necesitará negociar una quita de sus obligaciones del 65 al 80%.

> Lavagna no precisará un porcentaje fijo y exacto de quita, para evitar el rechazo de la propuesta. Así quiere entrar en negociación con los acreedores.

> Dirá que ese rango del 65 al 80%, es el necesario para hacer viable los pagos, con las restricciones de la economía argentina.

> Precisará que la deuda que entra en la negociación es de 103.000 millones de dólares. Hay unos 70.000 millones de bonos defaulteados. La mitad de ellos están en poder de los argentinos.

> El ministro anunciará que el colocador de los bonos será el Estado argentino y no, como ocurrió en la década pasada, los bancos internacionales. Pero anunciará que Argentina creará un "sindicato de bancos" que serán agentes financieros en Europa, Asia y EE.UU. En total serán 12 bancos internacionales y en su mayoría ya trabajaron en la colocación de la deuda argentina.

> El plan incluye un pago al contado de 700 millones de dólares, al concluir

Temas en esta nota