Pasos para poner a punto la sembradora

Se acerca la hora de los granos gruesos

Por
22deSeptiembrede2003a las08:15

Decir que gran parte del éxito del cultivo depende de una correcta siembra no es exageración, sobre todo en el caso de los granos gruesos. Aspectos como la uniformidad en la distribución y profundidad de siembra; la fertilización, el correcto tratamiento del rastrojo para lograr un fondo de surco limpio y la labranza zonificada no se definen sólo en la compra de la sembradora, sino en su correcta regulación.

Martín Christiani, de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, sostiene en un trabajo preparado para Aacrea, que el mantenimiento preventivo permite aprovechar todo el tiempo disponible durante la época de siembra y no demorarse por roturas en el potrero.

A continuación, Christiani desarrolla un esquema de trabajo para tener el equipo "a punto" al comenzar la campaña. Se puede dividir el trabajo en dos lugares específicos: el galpón y el potrero.

En el galpón:

  • Elección de la placa: conviene tener todos los modelos de placa para cada cultivo, ya que las muestras de semillas pueden no coincidir con las partidas que se reciben. Colocar la que mejor se adapte y ajustar los elementos enrasadores y expulsores si el dosificador es de fondo plano.
  • Verificación de una buena dosificación: hacer girar la placa de siembra una vuelta completa, juntar las semillas y verificar que la suma coincida con el número de alveolos de la placa. Si hay grandes discrepancias en más o en menos no tiene sentido intentar regularla a campo, ya que sólo se reproducirá lo observado en forma estática.

En el potrero:

  • Regular las cuchillas de corte y roturación en profundidad, carga y posición;regular los barrerastrojos de forma tal que giren sin levantar tierra.
  • Definir la profundidad de siembra y ajustarla por medio de la posición de las ruedas niveladoras, teniendo en cuenta que su homogeneidad depende de la aplicación de una carga efectiva desde el chasis hacia el abresurco.
  • Determinar la carga de los elementos contactadores (lengüetas apretadoras o ruedas) para lograr un íntimo contacto semilla-suelo.
  • Dar ángulo y carga a las ruedas tapadoras para lograr un correcto sellado del surco sin afectar la posición de la semilla;probar distintas posiciones de los discos dentados de las ruedas tapadoras, ya que se pueden lograr diferentes conformaciones de surco.
  • Comprobar las densidades de siembra de fertilizante y semilla, contando semillas en el surco o recolectando muestras de fertilizante en una medida lineal que es función del distanciamiento entre surcos, tal como se observa en el cuadro adjunto.

Los granos contados en 28,6; 19 o 14,3 metros multiplicados por 1000 equivalen a la cantidad de plantas por hectárea. Los gramos de fertilizante recolectados en esas mismas distancias equivalen a kilos por hectárea.

Temas en esta nota