La FAA pidió reconstruir el país con equidad

Durante el 91er congreso anual de la entidad, su presidente, Eduardo Buzzi, dijo que esa tarea debe realizarse desde el interior.Apoyó la gestión del presidente Néstor Kirchner"Está claro lo que no queremos, pero queda por construir lo que sí queremos", señalóInquietud por un posible aumento de tarifas.

29deSeptiembrede2003a las08:31

ROSARIO.- El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, elogió la gestión del Gobierno al sostener que "la llegada de Kirchner abrió expectativas favorables y empieza a tener aspectos positivos en cuanto a un reordenamiento institucional de la Argentina ", dijo.

Al mismo tiempo, el dirigente rural criticó, durante la apertura del 91er Congreso Anual de la FAA, el proceso económico de la década del noventa y consideró que "está claro lo que no queremos, pero queda por construir lo que sí queremos", agregó. Al respecto, consideró que la prioridad debe ser "reconstruir el país desde el interior con equidad". En el palco, el ministro de Planificación Federal e Ingresos Públicos, Julio De Vido, y el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos, escucharon con aprobación las palabras del dirigente agrario, en una jornada que dejó en claro, por un lado, el respaldo de un sector del campo al estilo presidencial y, a la vez, la inclinación de un ala oficial por mostrarse junto a los supuestos "postergados" del modelo anterior.

En verdad, los congresos anuales de esta entidad fundada en 1912, que reúne a los pequeños y medianos productores, se han transformado en una de las tribunas gremiales del agro más convocantes del país. Anteayer unos 2000 productores, entre ellos una nutrida porción de jóvenes, colmaron el auditorio del Patio de la Madera de esta ciudad.

Allí tuvieron contacto directo con la comitiva oficial, encabezada por De Vido, secundado por el titular de la cartera de Agricultura, el subsecretario de Economía Agropecuaria, Javier de Urquiza, el presidente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Carlos Vuegen, y el presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Amaya, entre otros. También participaron el titular de la Asociación de Bancos Privados y Públicos de la República Argentina (Abappra), Carlos Heller, y el secretario general de la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA), Víctor De Genaro.

Evitar los monopolios

De Vido añadió: "Debemos evitar los monopolios que perjudican el desarrollo agropecuario; la concentración genera un cuello de botella perverso para la correcta asignación de los recursos". Aunque su discurso no estaba anunciado, De Vido tomó la palabra después del anfitrión Buzzi y cosechó aplausos. "El enemigo de este proyecto -dijo De Vido en referencia al neoliberalismo- es complejo y se recicla, en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) demostramos que tenemos una voz potente, pero no prepotente: creemos en un capitalismo con decisión nacional".

El ministro evitó referirse en el marco del congreso agropecuario al tema de la renegociación de las tarifas de los servicios públicos. "Hay renegociar los contratos y hay un plazo hasta el 31 de diciembre de 2004", explicó en forma escueta.

Poco antes del inicio del acto, De Vido consideró que en ese cónclave rural "están incluidos los ejes de la política nacional en cuanto a las partidas previstas dentro del presupuesto del año próximo", dijo.

Consultado acerca de si el Gobierno privilegia el contacto sólo con algunos representantes del sector agropecuario, De Vido señaló que "no es discriminatorio y nos hemos reunido con todas las entidades, pero en el caso de la FAA compartimos los lineamientos en cuanto a lograr una movilidad social ascendente", dijo, y agregó: "No tondo el mundo tiene los mismos intereses y obviamente los planteos son diferentes".

Buzzi, en tanto, se refirió al control de la evasión

Temas en esta nota