Fuerte gesto de acercamiento de Kirchner con bancos nacionales

Los recibió ayer en la Casa Rosada. Fue para anunciar un plan de financiación de obras públicas. El Presidente dijo que "es imposible un proyecto de país si no consolidamos una burguesía nacional".

Por
30deSeptiembrede2003a las08:26

Candelaria de la Sota. .
mdelasota@clarin.com

Aunque nunca fue el sector de la economía con el que más simpatizó, ayer el presidente Néstor Kirchner abrió las puertas de la Casa Rosada para recibir a los banqueros. En esta ocasión se trató de los representantes de las entidades de capitales argentinos, que llegaron a la sede del Gobierno con 500 millones de pesos bajo el brazo, listos para ser invertidos en obras públicas.

Pero el gesto de acercamiento del presidente no quedó congelado en el abrazo que le dió a Jorge Brito, titular de ADEBA, sino que se mantuvo a lo largo de su discurso. Especialmente cuando afirmó: "Es imposible un proyecto de país si no consolidamos una burguesía nacional verdaderamente comprometida con los intereses de la Argentina".

Precisamente, si algo siente ADEBA —la asociación de bancos de capitales argentinos— es que representa a la "burguesía nacional". De hecho, así se definieron cuando la asociación fue revivida, en abril de este año.

Y que Kirchner haya puesto de relieve "la profunda satisfacción" que le causó el aporte de ADEBA, provocó más de una sonrisa en los rostros de banqueros que integran esta asociación y que dijeron presente en el Salón Blanco donde ya no entraba ni un alma.

"Estamos todos muy contentos y nos alegra ver cómo ésto servirá para reactivar el crédito, de la mano de los capitales nacionales", dijo un banquero sentado en las primera filas del salón. Desde allí escuchó cómo Brito le decía a Kirchner que "el compromiso de la banca nacional es arriesgar junto a todos los que arriesgan por el país".

"Los empresarios argentinos estamos convencidos de que el acuerdo con el FMI y la propuesta de renegociación de la deuda que expuso Argentina, marcan un punto de partida para que el país pueda crecer sin condicionamientos", consideró Brito.

Para asegurarse que el acercamiento con el Gobierno fuera todo un éxito, no faltó nadie de la plana mayor de los bancos de capitales argentinos. Junto a Brito estuvieron Antonio Garcés (Galicia), Ezequiel Carballo (Macro-Bansud), Guillermo Cerviño (Comafi) y el director ejecutivo de ADEBA, Norberto Peruzotti.

Todos llegaron muy puntuales a la presentación del Programa de Asistencia Crediticia a Corto Plazo, por lo que a las 17.45 era larga la cola de elegantes señores enfundados en trajes oscuros que esperaba para ingresar a la Casa Rosada por la explanada que da a la avenida Rivadavia.

También se mostró satisfecho el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien la semana pasada almorzó con las autoridades de ADEBA y acordó el financiamiento del 75% de las obras viales que se realizarán en el marco de este plan.

Y aunque en un primer momento se dijo que serían 300 millones, ayer los bancos aportaron $500 millones. El Macro-Bansud puso 155 millones, mientras que el Galicia, el Hipotecario, el Patagonia Sudameris y el Comafi, aportaron 50 millones cada uno. El resto, de 5 a 10 millones.

Las empresas constructoras que realicen obras viales para el Gobierno deberán presentar un certificado de obra ante alguno de los 17 bancos que participan de la iniciativa. Entonces, el banco le entregará el 75% del valor, que luego le cobrará al Estado en un plazo no menor a los 90 días.

Temas en esta nota