El campo pide la declaración de zona de catástrofe

La decisión se adoptó ayer, durante un encuentro al que asistieron productores, autoridades municipales de distritos del sudoeste bonaerense y legisladores.

Por
01deOctubrede2003a las08:20

La asamblea promovida por la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca, resolvió ayer puntualizar la crítica situación por la que atraviesa el campo regional ante la falta de lluvias, y reclamar la declaración de zona de catástrofe a los poderes nacional, provincial y municipal, con el propósito de que se adopten medidas que permitan morigerar la situación.

Presidió el encuentro el titular de CARBAP, Mario LLambías, quien estimó que de no producirse oportunas lluvias, el sector quedará expuesto a un drama de características similares a las de 1962.

En la mesa que dirigió el debate también tomaron ubicación el intendente municipal de la ciudad, Jaime Linares y el presidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Bahía Blanca, Luis Eizaguirre.

La asamblea resolvió, por unanimidad, solicitar una audiencia urgente al gobernador de la provincia de Buenos Aires, ingeniero Felipe Solá, y al ministro bonaerense de Asuntos Agrarios, ingeniero Rafel Magnanini, para imponerlos de la situación y solicitarles la declaración de zona de catástrofe en los partidos afectados. Similares gestiones se harán ante el gobierno de La Pampa.

También se indicó a los presentes, la conveniencia de determinar las áreas afectadas, a fin de lograr algún tipo de exención impositiva.

En el orden nacional se acordó gestionar la aplicación de la ley 24.959, que contiene otras figuras de asistencia impositiva.

La asamblea destacó el esfuerzo tributario que realiza el campo, generando una permanente transferencia de recursos a otros sectores, lo que "compromete aún más la situación financiera de los productores".

También se decidió solicitar la revisión del pago de la tasa a la hectárea y guías, a nivel municipal.

Del encuentro de ayer tomaron parte los intendentes municipales Gerardo Rattero, de Tornquist; Alberto Gutt, de Adolfo Alsina; Alberto Cordero, de Guaminí; Osvaldo Crego, de Coronel Dorrego; Jorge Izarra, de Coronel Rosales. Los diputados provinciales Juan Pedro Tunessi y Jorge Otharán; el diputado nacional electo Juan Carlos Bonacorsi; el director de la Caja de Jubilaciones del Banco de la Provincia de Buenos Aires, Dámaso Larraburu; el intendente electo Rodolfo López, y dirigentes de Federación Agraria Argentina y Coninagro.

A su turno, el intendente de Adolfo Alsina, Adolfo Gutt, hizo un dramático relato de lo ocurrido en su distrito, y apoyó la propuesta de algunos de los presentes para gestionar una reunión con el gobernador bonaerense y el presidente de la Nación.

Grave mortandad y pérdida de cosecha

Para el titular de CARBAP, Mario Llambías, la cosecha fina puede llegar este año a los 12 millones de toneladas, una cifra similar a la de 2002, confirmando una pérdida de 10 al 15%, por un valor estimado en los 240 millones de pesos.

En declaraciones a "La Nueva Provincia" el dirigente aseguró que la mortandad de hacienda continúa, en particular en la zona pampeana, donde ya se perdieron 2.000 animales. Aunque también se confirmaron muertes en Guaminí y Tornquist.

"La pérdida de cosechas puede considerarse importante, porque están afectadas zonas de La Pampa, sur de Córdoba, y oeste de Buenos Aires", agregó.

"También perjudica a la producción ganadera por la mortandad de hacienda y la pérdida de la futura preñez, a causa de la mala alimentación del ganado", finalizó.

Temas en esta nota