Plantean estrategias para duplicar las exportaciones

Sólo habría que mejorar ineficiencias en la producción. Expectativa muy optimista en un contexto adverso.

Por
02deOctubrede2003a las08:23

Por Gustavo Oliverio


En el plano agrícola, la producción total de granos podría superar los 100 millones de toneladas y las exportaciones podrían incrementarse 75%, superando los 15 mil millones de dólares.

La Fundación Producir Conservando (FPC) ha dedicado gran parte del tiempo este año a analizar la situación actual y el potencial de crecimiento para fin de esta década de los sectores agrícola, ganadero, aviar, lácteo y frutícola (peras, manzanas y cítricos), además de diagnosticar cuáles son las limitaciones que impiden este crecimiento.

De esta forma, afirmamos que la producción de carne podría crecer en 1-1,2 millón de toneladas, alcanzando los 3,5 millones de toneladas, lo que a su vez permitiría aumentar las exportaciones en 1 millón de toneladas e ingresar en el país 1.700 millones de dólares, cifra que representa un incremento de 240% con respecto a los 500 millones exportados en esta campaña (el desafío propone recuperar la producción perdida en una década -500.000 toneladas-y crecer otro tanto).

Las exportaciones lácteas podrían crecer 60% en valor, aportando un incremento adicional cercano a los 300 millones de dólares.

En el sector avícola, para 2010 las exportaciones podrían superar las 300 mil toneladas, con un aumento diferencial de casi 200 millones de dólares. En el sector frutícola, las exportaciones de peras y manzanas podría incrementarse 250% en la próxima década, pasando de los 230 millones de dólares exportados este año, a más de 800 millones de dólares en 2012. Los ingresos aumentarían casi 600 millones. En el caso de los cítricos, las exportaciones también podrían incrementarse en más de 600 millones de dólares.

•Exportaciones

Sumados en valor, solamente en estos sectores nuestro país pierde de ingresar adicionalmente 9.600 millones de dólares anuales por exportaciones al no contar con un plan estratégico que promueva el crecimiento del sector agropecuario y agroindustrial. No se trata de «llorar sobre la leche derramada».

La FPC analizó también cuáles son las limitaciones para este crecimiento, con el objetivo de aportar las bases para la elaboración de un plan estratégico para el campo y para el país. Este es uno de los principales desafíos. El país sabe que su esencia es agropecuaria.

Pero a la hora de definir políticas de Estado, parece que priman las viejas ideologías que generalmente discriminan al sector. Para que todo este fenomenal potencial de crecimiento se ponga en marcha, habría que dejar la etapa actual, donde sólo se piensa en la distribución de riqueza, para pasar a una de generación de riqueza.

La mejora en la capacidad de almacenaje y de procesamiento industrial, de la red vial y de los transportes son las principales correcciones estructurales para el crecimiento del sector granario. Para manejar una producción de 100 millones de toneladas anuales se requiere una inversión en infraestructura de entre 4.500 y 8.000 millones de dólares.

Otra de las limitaciones es el tema sanitario. Necesitamos un SENASA «de excelencia» para entrar en nuevos mercados, que acompañe el aumento de nuestras exportaciones y permita que recuperemos la confianza externa. Asimismo, deberemos tener una agresiva y profesional política comercial externa, para superar las barreras y trabas que hoy nos imponen los mercados y, a la vez, será necesario fortalecer los programas de promoción de exportaciones para poder ganar nuevos mercados, agregar valor a nuestros productos y colocar íntegramente nuestros saldos exportables.

Temas en esta nota