Deuda: eligen 20 bancos para el canje

Lavagna y Nielsen se reunieron ayer con cinco entidades de Wall Street; hoy regresarán al país

03deOctubrede2003a las08:49

De la reunión participaron el HSBC, Salomon, BankBoston, BBVA y Santander
Creen que el país debería ofrecer una quita menor al 75 por ciento y volver a negociar en tres años

El Gobierno avanzó ayer en Nueva York en el proceso de selección de 20 bancos de inversión que actuarán como agentes del canje de la deuda en default, en el que se ofrecerán entre 16 y 24 nuevos bonos.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, y el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, se encontraron con ejecutivos de cinco entidades financieras que expresaron "un gran entusiasmo" por sumarse al plan que busca renegociar US$ 94.300 millones durante el próximo año.

Representantes de los bancos HSBC, BankBoston, SalomonSmith Barney, BBVA y Santander se encontraron con Lavagna y Nielsen, en un almuerzo organizado por el vicepresidente de la Reserva Federal, Terrence Checki. El funcionario, que ejerce la titularidad del banco central neoyorquino desde la renuncia de Bill Mc Donough, sigue los pasos de la Argentina desde 1983.

En diálogo telefónico con LA NACION desde Manhattan, una calificada fuente que participó del encuentro afirmó que existe una clara división de opiniones entre los bancos de Wall Street:

  • Un grupo considera que la quita del 75% sobre el valor nominal ofrecida en Dubai es "correcta" y que, a pesar de las protestas públicas, será aceptada por la mayoría de los inversores institucionales.
  • Otras entidades creen que, dada la escasa confianza que la Argentina inspira en el mercado, el Poder Ejecutivo debe ofrecer una quita menor (cercana al 50%) y, en unos tres años, volver a negociar con los acreedores. Tomar el amargo remedio de un hair cut del 75% de un sólo trago sería inaceptable para los bonistas, sobre todo de parte de un país que incumplió varias veces en el pasado, según este razonamiento.

Orgullosos por haberse manejado con "total hermetismo", los funcionarios argentinos no formularon declaraciones. El jefe de prensa del Palacio de Hacienda, Armando Torres, se limitó a decir que la reunión fue "satisfactoria", sin brindar mayores detalles. De todos modos, se pudo saber que las entidades discutieron con los funcionarios de Economía los lineamientos del plan presentado hace unos 10 días en la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional. Debido a su fuerte interés en participar en la reestructuración soberana más importante de la historia moderna, se escucharon pocos cuestionamientos al plan oficial.

Los bancos esperan con entusiasmo saber cuál será la comisión ofrecida por el Gobierno, que sería inferior al 0,5% pagado en promedio por el gobierno uruguayo en su canje de 1578 millones de dólares.

Para elegir a los 20 bancos que colocarán los nuevos bonos -dirigidos por seis entidades- el Palacio de Hacienda se tomará unos dos meses debido a la "complejidad" de este proceso que no incluirá una licitación. La nueva oferta, que podría realizarse entre fines de este año y marzo de 2004, consistirá en presentar entre cuatro y seis bonos de cada una de las cuatro monedas elegidas (dólares, euros, yenes y pesos).

Estrategia ante los juicios

Aunque el equipo económico lo desmintió, fuentes del sector privado indicaron que existieron conversaciones dirigidas a evaluar el impacto de los juicios encarados por los tenedores de bonos contra el país.

Si los acreedores privados continuaran la vía judicial, se teme que haya algún embargo de fondos argentinos depositados en Nueva York. "Los norteamericanos no quieren ver su sistema de pagos comprometido con dinero argentino bloqueado o embargado", señaló una fuente del sector financiero. Los temores tienen una base de sustento fuerte: el 15 de septiembre, el juez de Nueva York Thomas Griesa condenó al país a pagar 700 millones de dólares que le debe

Temas en esta nota