Brasil y la Argentina decepcionan a los EE.UU.

Los acusa de demorar el ALCA

Por
04deOctubrede2003a las07:43

Estados Unidos acusó ayer públicamente a Brasil, y en menor medida a la Argentina, por la falta de voluntad para adelantar las negociaciones del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

El negociador del ALCA por Estados Unidos, el embajador Ross Wilson, dijo que Brasil y la Argentina se abstuvieron de participar en la reunión de negociación que concluyó ayer en Puerto España (Trinidad y Tobago), donde se discutió el alcance del proyecto.

"Brasil y la Argentina declinaron enteramente participar en este ejercicio, y fue muy decepcionante", dijo Wilson en una teleconferencia con periodistas desde Puerto España.

Wilson dijo que los otros dos miembros del Mercosur, Uruguay y Paraguay, mostraron mayor voluntad de negociar, y aseguró que la mayoría de los demás países que participan del proyecto sigue interesada en un ALCA "ambicioso e integral", y comprometidos a llegar a un acuerdo dentro de los plazos previstos.

Al comenzar la reunión, un grupo de 13 países liderado por Costa Rica puso sobre la mesa un documento "reiterando firmemente un compromiso con un ALCA integral y ambicioso, negociado sobre una base multilateral", indicó Wilson.

Los otros países que firmaron el documento fueron El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Canadá, México, Chile, República Dominicana, Panamá, Colombia, Perú y Bolivia.

"Nosotros respaldamos firmemente esa iniciativa, y obviamente apoyamos el objetivo de un ALCA integral que impulse la integración hemisférica y la liberalización del comercio", agregó el embajador norteamericano.

El documento de Costa Rica recibió también el apoyo condicionado de Ecuador y de los países que integran la Comunidad del Caribe (Caricom), según explicó el negociador estadounidense.

División regional

La reunión de Puerto España era la última antes de una conferencia de ministros de los 34 países que participan del proyecto, programada para el 20 y 21 de noviembre en Miami, Estados Unidos.

Según la visión de los negociadores norteamericanos, las conversaciones de Puerto España mostraron una clara división entre los países que buscan un ALCA integral, por una parte, y Brasil, apoyado en buena medida por la Argentina, por la otra.

"Lo más decepcionante aquí fue la falta de voluntad de Brasil de negociar los temas sustantivos que estaban sobre la mesa. La delegación brasileña permaneció mayormente silenciosa durante muchas horas de discusión tema por tema, durante las cuales todos los países fueron invitados a expresar sus puntos de vista, indicar sus prioridades y cuáles podrían ser sus limitaciones", subrayó Wilson.

Temas en esta nota