El dólar, en el nivel de julio: abajo de $ 2,90

Cerró a $ 2,89 pese a las compras del BCRAFuertes liquidaciones de los cerealeros sentenciaron la nueva bajaPor el lado de la demanda se notó una retracción que algunos ligaron con la celebración hebrea del Día del Perdón.

Por
07deOctubrede2003a las08:03

Una marcada oferta de dólares causó ayer que la cotización minorista del billete para el tipo vendedor volviera a perforar los $ 2,90 (cerró a $ 2,89) para ubicarse en un nivel que no tocaba desde la última semana de julio.

En el mercado mayorista, el billete físico retrocedió a $ 2,88 (-0,2%) y el tipo transferencia cayó a $ 2,879.

La baja, de dos centavos respecto de los valores registrados el viernes pasado, se produjo pese a que el Banco Central (BCRA) duplicó el nivel de sus compras en un intento que se revelaría estéril para evitarla, al alzarse con US$ 20 millones, el mayor monto desde el 12 de agosto pasado.

Al desbalance que registró el mercado colaboró la conmemoración del Día del Perdón por parte de la comunidad judía, que hizo que muchos operadores que profesan esa religión no se hicieran presentes en la plaza. "Si bien esto no explica toda la realidad del mercado, al menos ayuda a entender buena parte", expresó a LA NACION un cambista.

Pero, además, incidió el marcado incremento verificado en la oferta de divisas, lo que quedó en evidencia por las liquidaciones que informó el denominado complejo cerealero.

Según datos del sector, sus ventas sumaron US$ 60,7 millones, un monto que duplica las que realizaron el viernes pasado y triplica las que concretaron el jueves. Para dar con ventas semejantes a las registradas ayer hay que retrotraerse poco más de un mes, ya que una cifra similar habían volcado al mercado el 4 de septiembre pasado. La tendencia bajista del dólar se repitió en los mercados de futuros. En el Rofex, de Rosario, los contratos pactados para fines de mes se hicieron a $ 2,864 por dólar; a fines de noviembre, a $ 2,868, y a fines de año, a $ 2,879. A su vez, en el porteño y más modesto Indol, los valores cayeron hasta $ 2,88, 2,87 y 2,88, para fines de mes, de noviembre y de año, respectivamente.

Los precios a los que se pactan los contratos revelan que las expectativas del mercado están alineadas con las que volcó el Gobierno, tanto en el acuerdo con el FMI como en los supuestos del presupuesto 2004. En ambos casos se habla de un tipo de cambio que se mantiene estable o retrocede levemente.

El MAE, con exclusividad

Otro dato que dejó la jornada fue el regreso a viejas prácticas, dado que las entidades autorizadas a operar en cambios debieron volver a realizar las transacciones por medio del sistema Siopel Forex, el único por el que se podía operar hasta hace dos meses. Se trata de una tecnología desarrollada por el Mercado Abierto Electrónico (MAE), controlado por los bancos.

Desde entonces, los agentes contaron con una autorización del BCRA para concretar negocios por vía telefónica en el contexto de las pruebas para concretar un Mercado Electrónico de Cambios (MEC), cuyo software ya fue desarrollado, pero hay muchas casas de cambio que no cuentan con el equipamiento para operarlo. Precisamente, el MEC se erige como una competencia de la plaza que controlan los bancos y cristaliza una idea fomentada por los agentes cambiarios con apoyo del Rofex.

Durante el lapso que contaron para operar por fuera del MAE los agentes arrastraron hacia el nuevo sistema a la mitad de las operaciones.

Por Javier Blanco
De la Redacción de LA NACION

Temas en esta nota