Anticipan oposición al arancel del 40% al glifosato importado: 18 empresas argentinas se irían a la quiebra.

El proceso iniciado por la empresa Monsanto en abril de 2002 tiene como fecha límite de resolución el 18 de este mes y, según fuentes oficiales, se definiría un arancel que rondaría el 40%, en sintonía con Brasil, que gravó al mismo producto con una tarifa aduanera del 35 por ciento.

Por
09deOctubrede2003a las09:10

El proceso iniciado por la empresa Monsanto en abril de 2002 tiene como fecha límite de resolución el 18 de este mes y, según fuentes oficiales, se definiría un arancel que rondaría el 40%, en sintonía con Brasil, que gravó al mismo producto con una tarifa aduanera del 35 por ciento.

La decisión de la cartera de Industria partiría de un dictamen de la Comisión Nacional de Comercio Exterior, que determinó daños en la industria nacional a causa del ingreso de glifosato chino. El gravamen, sin embargo, cuenta con la oposición de las entidades del agro, dado que podría provocar una suba del precio interno del herbicida.

La FAA expresó ayer, a través de un comunicado, que "pese a que la mayoría de los especialistas en la materia no ven motivo ni fundamento técnico, el glifosato chino sería gravado con un sobrearancel que beneficiaría a la firma norteamericana".

Según Coninagro, "Monsanto posee casi el 65 por ciento del mercado y Atanor el restante 15%", y advirtió que de imponerse el gravamen "se provocaría el quebrante de 18 empresas argentinas que procesan el glifosato importado". La mayor importadora de glifosato chino es, precisamente, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), que pertenece a esa entidad.

Temas en esta nota