Declaran emergencia para ganaderos

La Comisión de Emergencia Agropecuaria de la Provincia estimó ayer que las pérdidas por sequía en todo el territorio provincial alcanzan los 59,8 millones de dólares.

Por
10deOctubrede2003a las08:12

En la actividad agrícola, el perjuicio económico llega a 54,6 millones de dólares, a partir de las evaluaciones realizadas por la Secretaría de Agricultura y las entidades del campo que proyectan hasta el momento una pérdida del 40 por ciento en el rendimiento del trigo sembrado en la provincia.

En ganadería, las perdidas por mortandad de animales (calculada en dos mil cabezas) y la menor cantidad de kilos de carne producidos totalizan 5,2 millones de dólares.

Si bien aún resulta prematura proyectar mermas en la campaña de granos gruesos, las primeras estimaciones hablan de una posible caída en la siembra de maíz en favor de la soja, en la medida que se retrasen las fechas de implantación.

Resolución

Presidida por el secretario de Agricultura y Ganadería, Carlos Presas y con la presencia de los representantes de las entidades rurales, la comisión resolvió declarar la emergencia ganadera por 180 días en los departamentos General Roca, Pocho, Minas, San Alberto y San Javier. La medida incluye también las pedanías Achiras y San Bartolomé en el departamento Río Cuarto.

La secretaría de Agricultura arbitrará todos los medios para facilitar la presentación de las declaraciones juradas por parte de los productores afectados, a los fines de poder llevar a la próxima reunión de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria (que se realizará el último martes de octubre) el decreto con el listado de beneficiarios para su homologación.

El Gobierno de Córdoba solicitará formalmente a la Secretaría de Agricultura de la Nación que se incluya a Córdoba en cualquier programa de ayuda a los productores afectados por el fenómeno climático.

Desde la Nación se analizaba la posibilidad de asistir a las provincias damnificadas por la sequía con una asignación no retornable de alrededor de ocho millones de pesos.

“En el sur, la situación es complicada para la ganadería. A la falta de reservas para alimentar los animales, se suma la demora en los entores, lo que va a repercutir en la futura zafra de terneros”, admitió Presas.

En algunas explotaciones mixtas, donde la sequía afectó severamente al trigo, los productores han optado por introducir la hacienda y hacer pastorear el cultivo.

La comisión provincial resolvió además enviar una carta al Banco Central para que agilice la habilitación del Córdoba como entidad capaz de asistir financieramente a los productores.

En su encuentro de ayer, la comisión analizó una situación de arrastre por anegamientos en varias zonas de la provincia y declaró la emergencia en las pedanías Italó (en el departamento General Roca) La Marga y San Martín (Roque Sáenz Peña), Loboy (Unión), y Las Tunas (Marcos Juárez).

Temas en esta nota

    Load More